Autoridades revisan entrevistas a Posada Carriles

El PASO, Texas (AP). Los fiscales federales argumentan que las palabras del propio ex agente de la CIA Luis Posada Carriles demuestran que es culpable de perjurio, obstrucción a las a autoridades y fraude migratorio utilizando como prueba las grabaciones de una audiencia migratoria realizada por el anticastrista radical en 2005.

Los abogados defensores del cubano, acusado de mentir durante los tres días de las entrevistas con las autoridades migratorias, que tuvo en agosto de 2005, sostienen que los investigadores estadounidenses permitieron que se le entrevistara simplemente para recabar información contra Posada Carriles. También han tratado de crear dudas sobre las traducciones de inglés a español que podrían haber hecho confusas las preguntas que respondía Posada Carriles.

Posada Carriles, de 82 años está acusado de realizar declaraciones falsas después de internarse en Estados Unidos para buscar asilo político. Los fiscales sostienen que el acusado mintió sobre la forma en al que llegó al territorio estadounidense, además de que no reconoció su participación en un ataque contra un popular restaurante y varios hoteles de lujo en La Habana, por los cuales murió un turista italiano.

Maria Semeraro, una lingüista del FBI que compiló las transcripciones de la audiencia migratoria, testificó el martes que el habla poco clara de Posada Carriles es difícil de entender, ya que perdió parte de su lengua después de que le dispararan en la cara en un atentado en Guatemala en 1990.

Las respuestas de Posada Carriles durante las entrevistas del 2005 fueron presentadas en español y traducidas por un intérprete, que también tradujo las preguntas para Posada Carriles de inglés a español. El abogado de Posada Carriles Arturo Hernández subrayó que Semeraro no pudo oír las traducciones del intérprete de las preguntas para Posada Carriles, lo que significa que es difícil saber qué era lo que respondía.

Los abogados de Posada Carriles también atacaron a la abogada del Departamento de Seguridad Nacional Gina Garrett-Jackson, quien testificó que las autoridades federales consideraban presentar cargos contra Posada Carriles incluso mientras se preparaban para interrogarlo durante la audiencia migratoria.

Posada carriles ha negado estar involucrado en los ataques de 1997, pero en una entrevista de 1998 con el diario The New York Times se adjudicó la responsabilidad de ellos. Posada Carriles ha dicho que no sabía lo que decía porque las entrevistas se realizaron en inglés.

En la corte federal, Posada Carriles utilizó unos audífonos para escuchar la traducción simultánea del proceso, aunque algunos reportes de inteligencia del gobierno estadounidense anterior señalan que habla suficiente inglés.

Cuba y Venezuela acusan a Posada Carriles por los atentados en La Habana y por un complot contra un avión cubano en el que murieron 73 personas en 1976. Estados Unidos no lo ha acusado por esto y un juez migratorio dijo que Posada no puede ser deportado a esos países pues se teme que sea torturado en ellos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes