Avanza ley en EEUU sobre niños migrantes

Una iniciativa de ley para enfrentar la crisis migratoria en la frontera de Estados Unidos con México avanzó temporalmente en el Senado, en una maniobra legislativa para dar alguna respuesta a la crisis antes de que inicien las vacaciones del Congreso.

Los senadores votaron 63 a favor y 33 en contra para que avanzara la petición de emergencia por 3.500 millones de dólares, superando un obstáculo procesal. El dinero fue solicitado por el presidente Barack Obama para enfrentar la ola de niños migrantes.

Pero el Congreso está a días de comenzar su receso vacacional y con la oposición de los republicanos, hay pocas esperanzas de que la iniciativa al final logre aprobarse.

Los republicanos dicen que la medida es un cheque en blanco para las fallidas políticas de Obama y están exigiendo medidas que podrían deportar a los migrantes rápidamente y sin un proceso judicial.

Aun así, republicanos y demócratas coinciden en que la ola de miles de niños centroamericanos que están cruzando ilegalmente la frontera y sin compañía de adultos demanda una respuesta. El miércoles, algunos republicanos votaron a favor de avanzar, diciendo que querían un debate abierto sobre la iniciativa para que pudieran hacérsele algunas enmiendas, aunque se preveía que los demócratas se opusieran a ese esfuerzo.

"Mis representados no entienden por qué nos iríamos sin resolver este problema, sin abordar esta crisis humanitaria", dijo el senador republicano de Texas, John Cornyn. "Si no hacemos algo para lidiar con las causas o buscar un remedio a esta crisis humanitaria, esto empeorará".

El proyecto incluye 2.700 millones de dólares para más jueces migratorios, centros de detención y otras medidas de seguridad para lidiar con las decenas de miles de jóvenes que han estado llegando ilegalmente en el sur de Texas y sin sus padres.

La iniciativa no incluye cambios legales para permitir a las autoridades devolver a los migrantes sin audiencias de deportación como lo garantiza actualmente la ley, una exigencia republicana que según los demócratas expulsaría a los niños a condiciones terribles en sus países.

Dado las profundas discrepancias, no se ve una ruta clara para un acuerdo.

El demócrata Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado, dijo que es culpa de los republicanos que la cámara alta esté a punto de irse a receso sin remediar algo que ambas partes consideran una crisis humanitaria en la frontera.

Mientras, la Cámara de Representantes, donde los republicanos son mayoría, busca aprobar una medida menor, de 650 millones de dólares, que incluye cambios a los que se oponen los demócratas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7