Avión que transportaba a primera dama pasa cerca de otra aeronave

WASHINGTON ( AP). Los controladores de tráfico aéreo ordenaron que un avión en el que viajaba la primera dama Michelle Obama abortara el aterrizaje en la Base Andrews de la Fuerza Aérea, porque estaba pasando muy cerca de un jet militar de carga, revelaron funcionarios el martes.

El incidente representaría otro hecho vergonzoso para la Agencia Federal de Aviación (FAA por sus siglas en inglés).

Aunque al parecer hubo poco riesgo para la esposa del presidente Barack Obama, el episodio vuelve a llamar la atención sobre los procedimientos de la FAA, en un momento en que los funcionarios buscan calmar el nerviosismo provocado por la suspensión de nueve controladores y supervisores del tráfico aeronáutico en el país durante las semanas recientes. Cinco de esos trabajadores se durmieron en el trabajo.

El primer caso revelado de un controlador que se durmió durante su turno ocurrió el 23 de marzo, en el aeropuerto Ronald Reagan de Wahnington, cerca de la base Andrews. El caso más reciente se presentó esta semana, cuando un controlador en la instalación regional de radar cerca de Cleveland fue suspendido por ver una película en DVD, cuando se suponía que debía estar vigilando el tránsito aéreo.

El jefe del sistema de tráfico aéreo del país renunció la semana pasada.

El nuevo incidente ocurrió alrededor de las 17.00 del lunes (2100 GMT), cuando un Boeing 737 de la Guardia Nacional Aérea, uno de los distintos aviones usados por la Casa Blanca, pasó a unos cinco kilómetros (tres millas) de un gran avión C-17, cuando ambos estaban cerca de aterrizar en Andrews, informó la FAA y la mayor Michelle Lai, vocera de la base.

Según la FAA, se requiere una separación mínima de ocho kilómetros (cinco millas) entre dos aviones cuando el que va delante es tan grande como el jet de carga de 200 toneladas, a fin de evitar turbulencia peligrosa que puede afectar a la nave que va detrás.

La FAA investiga el incidente y considera que se derivó de un posible error de los controladores en una instalación regional de radar en Warrenton, Virginia, la cual se encarga de observar los acercamientos y salidas en varios aeropuertos, incluida la base, donde se suele encontrar el avión presidencial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes