Ayatolá rechaza acusaciones contra programa nuclear

TEHERÁN (AFP) - El dirigente supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, rechazó este martes las acusaciones de que Irán intenta dotarse del arma nuclear, afirmando que poseer la bomba atómica "no sirve para nada".

"La nación iraní no intenta tener armas nucleares", afirmó el guía supremo en un discurso transmitido en directo por la televisión iraní. "Queremos energía nuclear con fines pacíficos para un uso diario y seguiremos por esa vía incluso si eso despierta la envidia de nuestros enemigos. Queremos firmemente alcanzar este objetivo", agregó.

"Ninguna nación dotada de sabiduría está interesada hoy en día en la fabricación de armas atómicas (...) las bombas atómicas no son beneficiosas porque no pueden ser utilizadas", afirmó. Los enemigos de Irán "saben que las armas nucleares no sirven para nada", agregó.

El lunes, el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), el egipcio Mohamed ElBaradei, exigió "explicaciones completas" de Irán sobre su controvertido programa nuclear, al abrir en Viena una reunión de ese organismo de la ONU.

"La nación iraní está por principio y por razones religiosas contra las armas nucleares. Las armas nucleares necesitan grandes gastos y no tienen ninguna utilidad. No dan poder a una nación", le respondió el ayatolá Jamenei.

El guía supremo iraní se declaró preocupado por el riesgo de que grupos terroristas puedan un día apoderarse de la bomba nuclear. "Tarde o temprano, los terroristas internacionales conseguirán hacerse con las armas nucleares y acabarán con la arrogancia mundial y la seguridad de todas las naciones", afirmó.

Dirigiéndose a los representantes de los 35 países miembros del Consejo de Gobernadores de la AIEA, ElBaradei consideró el lunes "lamentable" la ausencia de progresos por parte de Irán, cuyos dirigentes se negaron a dar explicaciones sobre la presunta militarización de su programa nuclear.

Según información recabada por los servicios de inteligencia de diez países y transmitida a la AIEA, Irán podría haber realizado en el pasado estudios que sugieren una militarización de su programa, en especial con la fabricación de una ojiva nuclear o por la adaptación del misil Shahab-3. Teherán niega esas acusaciones, alega que su programa nuclear es estrictamente pacífico y califica "sin fundamento" los "pretendidos estudios" usados por la AIEA.

"Les llamo de nuevo a cooperar plenamente en este asunto", declaró ElBaradei, recordando que la AIEA intenta desde hace ya cinco años establecer la verdadera naturaleza de las actividades nucleares de Irán.

Teherán fue objeto de tres series de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por haberse negado a congelar sus actividades de enriquecimiento de uranio, que puede ser utilizado con fines militares. Los cinco miembros permanentes del Consejo (Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia, China) y Alemania elaboraron un nuevo paquete de incentivos para convencer a Teherán de que suspenda sus actividades nucleares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes