Bachelet: "Chile va a salir adelante"

SANTIAGO DE CHILE (AP). La presidenta Michelle Bachelet, "impactada, consternada" por la tragedia, dijo este jueves que "va a ser muy duro salir adelante" tras el severo terremoto y tsunami que afectó al centro y sur del país.

Pero la presidenta dijo estar "confiada en que Chile va a salir adelante".

Según él último informe de la Oficina Nacional de Emergencia, 802 personas murieron durante el terremoto y tsunami en la madrugada del sábado. Las autoridades no han entregado una cifra de desaparecidos. Los daños a las viviendas en las dos regiones más afectadas alcanzan a casi dos millones de personas.

Bachelet viajó la mañana del jueves a las ciudades de Talca y Concepción, que figuran entre las más dañadas por el sismo, para ver cómo se entrega la ayuda a los cientos de miles de damnificados. La demora en distribuir la ayuda ha sido una de las críticas que se le han formulado al gobierno.

Bachelet señaló a los periodistas en un aeropuerto de la fuerza aérea, que " estamos trabajando para que se normalicen todos los servicios básicos de la población".

En las ciudades como Talca y Concepción, entre 258 y 515 kilómetros al sur, se han restablecido parcialmente los suministros de agua y luz y se observa mayor tranquilidad nocturna gracias al amplio toque de queda imperante desde el domingo para terminar con la oleada de saqueos y pillaje. En Concepción hubo 50 detenidos la noche del miércoles por infringir el toque de queda.

La mandataria, que ha estado muy sensible en los últimos días, dijo que se emociona con la tragedia "porque estoy muy triste, el país no se merecía esto y va a ser muy duro salir adelante".

Bachelet reiteró que en ningún caso ha rechazado la ayuda externa, como se ha dicho en el extranjero. Aclaró que solicitó la ayuda generosamente ofrecida del exterior cuando se hizo una evaluación seria de las necesidades.

La mandataria manifestó que el domingo se reunió con el presidente electo Sebastián Piñera, quien asume dentro de una semana, para coordinar el traspaso del poder y que las nuevas autoridades se empapen de la realidad de la catástrofe y de las medidas que se toman para mitigar sus efectos. Señaló que volverá a reunirse con Piñera antes de la entrega del mando.

La presidenta señaló que una de las medidas más urgentes que se están adoptando es la instalación de hospitales de campaña , que países como Argentina, Brasil, Cuba y Perú han enviado a las regiones afectadas. Incluso uno de los hospitales de campaña se instalará en esta capital, donde uno de los centros hospitalarios sufrieron daños que forzaron a la evacuación de pacientes. Bolivia ha enviado 50 toneladas de agua, una de las necesidades apremiantes en la zona más afectada.

La presidenta dijo que 36 hospitales de todo la zona siniestrada resultaron dañados, algunos destruídos totalmente.

Un puente aéreo está trasladando 320 toneladas de ayuda en alimentos y abrigo a las regiones del centro sur, donde habita alrededor del 80% de la población del país.

Una barcaza de la armada a su vez está distribuyendo 270 toneladas de ayuda a localidades costeras donde es difícil acceder por tierra.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes