Bachelet llega a México y lamenta trato injusto por gripe

MEXICO (AP). La presidenta chilena Michelle Bachelet inició ayer miércoles una visita oficial a México con un gesto de solidaridad por la emergencia sanitaria provocada por la gripe porcina, y lamentó que algunos incurran en tratos que son considerados discriminatorios frente al nuevo virus.

"Ha sido particularmente doloroso para esta presidenta y también para mi pueblo cuando algunas reacciones en distintas partes del mundo han generado entre los mexicanos la sensación de un trato injusto, discriminatorio y hasta violatorios de sus derechos y su dignidad", dijo Bachelet, la primera mandataria extranjera en visitar el país desde que se anunció la epidemia el 23 de abril.

"Hoy en Chile enfrentamos el aumento de casos de influenza humana y también nuestros ciudadanos han sufrido en el exterior más de alguna muestra de esta afección", añadió la presidenta que horas antes manifestó la molestia de su gobierno por una recomendación de Brasil a sus turistas para no viajar a territorio chileno por el incremento de casos de influenza A H1N1, que ascienden a 5,186.

Calderón, cuyo país tiene 116 muertes y 8,163 contagiados por el nuevo virus, agradeció a Bachelet "este gesto de confianza en México y este gran gesto de solidaridad, que nunca olvidaremos".La mandataria, quien hoy jueves participará en un acto con motivo de los 10 años del tratado de libre comercio entre Chile y México, llegó a la capital mexicana procedente de Washington, donde pidió fortalecer la Organización de los Estados Americanos "en torno a una agenda común" que lleve a una mejor democracia y a una nueva etapa de convivencia regional.

La OEA, dijo, "es ciertamente perfectible, pero no me parece sustituible".

La exhortación fue formulada en una sesión especial del Consejo Permanente, conformado por los embajadores de la organización de 34 estados miembros, en momentos en que varios gobernantes latinoamericanos han pedido su reemplazo por un nuevo grupo que margine a Estados Unidos y Canadá.

"La OEA es el único foro de convocatoria regional", dijo Bachelet, quien ejerce temporalmente la presidencia de UNASUR, la organización de naciones de Sudamérica constituida formalmente el año pasado.

Con su discurso, que le valió al final una ovación de pie de varios minutos de parte de unas 300 personas, Bachelet concluyó sus actividades de dos días en Washington y que temprano incluyeron entrevistas con el vicepresidente Joe Biden, en la Casa Blanca, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Bachelet se entrevistó el martes con Obama, quien tampoco se reservó elogios a la presidenta y la forma en que se aprestaba a dejar el cargo el próximo año, especialmente en el campo económico.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes