Banco Asia dona 500 millones para lucha contra crisis

MADRID (AFP) - El Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) anunció este martes en la conferencia que celebró en Madrid que destinará 500 millones de dólares en ayuda financiera para los países asiáticos "más afectados" por la crisis alimentaria.

"El BAsD aportará 500 millones de dólares en ayuda financiera inmediata a los países más afectados para que puedan poner alimentos en la mesa de los vulnerables, pobres y necesitados", anunció en conferencia de prensa el presidente del banco, Haruhiko Kuroda.

Kuroda hizo este anuncio coincidiendo con la 41ª asamblea anual del BAsD, que se celebró el lunes y martes en Madrid en un momento en que los precios de los alimentos, que casi se han duplicado en el mundo en los últimos tres años, según el Banco Mundial, provocan que mil millones de personas se hallen en riesgo de malnutrición en Asia y la región del Pacífico.

Estos mil millones de personas, de los que 600 millones viven con menos de un dólar por día, gastan el 75% de su presupuesto en alimentación y energía, los dos productos más afectados por la inflación.

"Estamos inmersos en un proceso de discusiones" que desembocarán en el anuncio de los "nombres de los países beneficiarios y los montantes de las ayudas", precisó.

De momento, "algunos países ya preguntaron y mostraron su interés por esta ayuda de urgencia", dijo Kuroda.

Este dinero servirá para "amortiguar el impacto de la creciente carga fiscal como consecuencia del aumento de los precios de la comida", explicó.

El altísimo precio del petróleo, el desarrollo de los biocombustibles, las barreras comerciales, el nivel más bajo en décadas en las reservas alimentarias, la creciente demanda de Asia y cosechas menos abundantes están entre las causas más citadas para explicar la subida de precios.

De momento, entre sus consecuencias están las revueltas que han vivido Egipto y Haití, las manifestaciones en varios países y las restricciones en las exportaciones de varios países roductores, entre ellos Brasil, Vietnam, India y Egipto, temerosos de no poder satisfacer su demanda interna.

Bangladesh, India, Pakistán y Sri Lanka son los países que más sufrirán la crisis, según el banco.

Durante los debates de Madrid, el ministro de Finanzas japonés, Fukushiro Nukaga, alertó del riesgo de estallido en el continente. "Los más afectados son los más pobres (...) Esta situación puede conducir a conflictos sociales".

Más allá de la "dimensión humana tan brutal" de la crisis, recordó Kuroda, toda la economía del continente podría resultar afectada, según el BAD.

La crisis "amenaza con socavar el esfuerzo global contra la pobreza y potenciar la inflación", con el riesgo asociado de "un aumento de las tasas de interés y un frenazo del crecimiento económico", sostuvo el BAsD.

El BAsD calcula que la crisis podría restarle 1,4 puntos al crecimiento del producto interior bruto de los diez países del continente en vías de desarrollo en 2008 y 4,15 en 2009.

De todos modos, Kuroda expresó su esperanza de que los precios se calmen "en los próximos meses" en cuanto se hayan llevado a cabo las cosechas de arroz.

El BAsD, con sede en Manila, está formado por 67 países miembros, 48 de la región Asia-Pacífico y 19 de otras partes del mundo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes