Bangladesh llora a víctimas de ataque entre lágrimas, rezos

El primer ministro de Bangladesh visitó el lunes el estadio a donde fueron trasladados tres de los 20 fallecidos en un ataque el fin de semana en la capital, Daca, mientras responsables de seguridad interrogaban a parte de los sobrevivientes en busca de información sobre los posibles cerebros de la trama.

Las autoridades retienen a cinco de las 13 personas rescatadas con vida el sábado por la mañana cuando efectivos entraron en el restaurante, ubicado en el barrio diplomático de la ciudad, matando a seis de los agresores y capturando a uno con vida, explicó un funcionario con conocimiento sobre las pesquisas.

Entre los detenidos hay un canadiense de origen bangladesí y un británico nacido en el país, apuntó hablando bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar a la prensa sobre una investigación en marcha.

No ofreció más detalles sobre sus identidades, pero apuntó que las autoridades están revisando sus antecedentes e interrogando a familiares y amigos.

El ataque — el peor hasta el momento dentro de la última oleada de violencia que sacude el país — conmocionó a la tradicionalmente moderada nación musulmana y generó preocupación a nivel internacional por si el país puede hacer frente a los extremistas, cada vez más radicalizados.

Que los agresores tuvieran como objetivo un popular restaurante en el corazón del barrio diplomático de la capital supuso otro cambio en la estrategia de la insurgencia. Hasta ahora, la mayoría de los ataques eran perpetrados por jóvenes armados con machetes y cuchillos de carnicero que clavaban en sus víctimas antes de huir.

Rodeado por familiares llorosos y un fuerte dispositivo de seguridad, el primer ministro, Sheikh Hasina, y diplomáticos de Italia y Japón depositaron coronas de flores blancas junto a los féretros con las tres víctimas nacionales.

Otros 17 rehenes — nueve italianos, siete japoneses y un indio — fallecieron en el ataque. Muchos de ellos habían sido torturados con instrumentos punzantes, explicó la policía.

Sus cuerpos serán repatriados a sus países de origen más tarde el lunes. Otros dos policías murieron el viernes en la noche durante una balacera con los agresores.

Cientos de residentes en Daca asistieron a una vigilia en el estadio para presentar sus respetos a las víctimas.

El lunes se celebrará una misa católica, un rezo musulmán y una vigilia con velas.

___

Los periodistas de The Associated Press Katy Daigle y Nirmala George en New Delhi y Ken Moritsugu en Tokio contribuyeron a este despacho.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7