Barcos antiderrame listos para regresar al Golfo

NUEVA ORLEANS ( AP). Los barcos que participaron en las operaciones de limpieza de petróleo derramado en la costa norte del Golfo de México se alistaban el sábado para regresar a las labores mientras los restos de la tormenta tropical Bonnie se desbarataban sobre la zona.

Todavía se esperaba, sin embargo, algo de mal tiempo mientras los remanentes de la tormenta _ahora apenas una depresión tropical_ se desintegran sobre el Golfo tras cruzar la península de Florida.

Decenas de barcos salieron de la zona el viernes antes de la llegada del meteoro, a pedido del almirante retirado de la guardia costera, Thad Allen, a cargo de las operaciones federales sobre el derrame.

Sin embargo, para el amanecer del sábado, los equipos de la plataforma de perforación de un pozo de alivio que inyectará barro y cemento sobre el pozo dañado para sellarlo permanentemente ya se estaban preparando para regresar, dijo el portavoz de BP Steve Rinehart.

" Fue un cambio más rápido de lo que parecía cuando se pronosticó que la tormenta sería más grande y más intensa", dijo Rinehart.

Casi todos los barcos que estaban trabajando en el sitio del pozo averiado estuvieron fuera del paso de la tormenta Bonnie. La campana de cierre que ha contenido el derrame durante ocho días quedó cerrada y no había temor de que la tormenta causase problemas con ella porque está kilómetro y medio bajo la superficie del mar.

Bonnie tocó tierra en el sur de Florida el viernes por la mañana como una debilitada tormenta tropical, con vientos máximos sostenidos de 40 kilómetros por hora.

Se debilitó aún más al cruzar la Florida y apenas era una depresión tropical al llegar al Golfo. Los meteorólogos dijeron que seguía debilitándose mientras se acercaba al lugar del derrame.

La amenaza de una tormenta severa obligó a decenas de barcos a escapar a mares más tranquilos. Las embarcaciones que transmitían imágenes de video y registros sísmicos enviados por los submarinos robot que monitorean la plataforma averiada de BP iban a estar entre las últimas en abandonar el área, e incluso pudiera quedarse y capear el temporal, dijo Allen.

Si los robots son sacados, la única forma en que las autoridades van a saber si la campana ha fallado es si se detectan acumulaciones de crudo en la superficie en imágenes aéreas y de satélite, siempre y cuando las nubes no sean demasiado espesas.

" La preservación de vidas y del equipo son nuestras principales prioridades", dijo Allen, quien ordenó la evacuación de la mayoría de los barcos a 65 kilómetros de la costa de Luisiana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes