Beatificación de Juan Pablo II reaviva emociones en venezolanos

CARACAS (AP). Con gran fervor y entusiasmo los venezolanos se preparan para celebrar el domingo la beatificación del fallecido papa Juan Pablo II, cuyo recuerdo sigue vivo entre muchos como José Gregorio Salazar quien tras conocerlo en 1985, en su primera visita al país, se ordenó como sacerdote para predicar el mensaje de llamado "Vicario de Cristo".Para festejar la beatificación de Juan Pablo II, en Caracas y otras ciudades del interior se realizarán el domingo misas, concentraciones y hasta se develarán pinturas y un busto en su honor.

"Jóvenes no tengan miedo de responderle a Cristo" fueron las palabras que pronunció Juan Pablo II en enero de 1985, en una concentración multitudinaria en Venezuela, que cambiaron de manera radical la vida de Salazar, quien nueves meses después de escuchar el mensaje del pontífice dejó sus estudios de Medicina y su novia para entregarse al sacerdocio en contra de la voluntad de su familia.

Veintiséis años después de su intempestiva decisión Salazar, de 47 años, asegura no sentirse arrepentido y por el contrario lamenta no haber sido "tocado" mucho más joven por el mensaje del fallecido pontífice, que asegura que hablaba "en nombre de Cristo".

"El papa cuando llegaba a un sitio revolucionaba totalmente. Era la imagen de Cristo presente en medio de nosotros. El Vicario de Cristo que nos visitaba y nos pedía una respuesta inmediata, y eso fue para Venezuela", afirmó el sacerdote.

Salazar, subsecretario de la Conferencia Episcopal Venezolana, dijo que al igual que él decenas de jóvenes venezolanos se vieron inspirados en 1985 por Juan Pablo II e ingresaron masivamente a los seminarios, lo que coincidió con un proceso que promovió la iglesia Católica a nivel nacional para ir reemplazando sacerdotes extranjeros por locales.

Gracias a esa iniciativa promovida por la iglesia Católica en el país existen actualmente unos 2.200 sacerdotes que resultan escasos para cubrir la comunidad católica del país, que según una encuesta que elaboró el año pasado la Universidad Católica Andrés Bello representa cerca del 74% de la población de 28 millones de habitantes. Para 1985 la feligresía católica constituía 97% de los habitantes.

Al ser preguntado sobre qué puede significar para el país la beatificación del pontífice, que visitó en 1985 y 1996 Venezuela, Salazar dijo que "va ser nuevamente un resurgir de vocaciones".

Juan Pablo II se cruzó nuevamente en la vida de Salazar hace cuatro años cuando por "providencia divina", tal cómo el sacerdote lo aseguró, fue designado párroco de la iglesia capitalina de "Nuestra Señora de la Visitación", que fue levantada en la década de los 90 en el lugar donde el Papa ofreció una homilía en su primera visita a Venezuela.

Muy cerca de la iglesia fue construido un conjunto de edificios que lleva el nombre del pontífice y cuya estructura se inspiró en la mitra que utilizan los prelados.

Como parte de las celebraciones por la beatificación de Juan Pablo II en la iglesia "Nuestra Señora de la Visitación" de Montalbán, en el oeste de la capital, se develará el domingo dos pinturas y un busto fallecido papa que fue financiado por los feligreses.

Frente a uno de los cuadros de Juan Pablo II, de casi dos metros de altura, el artista plástico, Sixto Orozco Pieretti, no puede ocultar el orgullo que le causa el haber sido designado para elaborar las dos pinturas.

Desde su taller, en el norte de Caracas, el escultor y vitralista, Leonel Durán, ultima los detalles del busto en bronce del fallecido Papa que estará en una de las entradas de una iglesia. En la capital hay otras tres esculturas de Juan Pablo II.

La obra, de 80 centímetros del alto, muestra a un sonriente Juan Pablo II.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes