Benedicto XVI oficina misa en memoria de Juan Pablo II

ETIQUETAS

CIUDAD DEL VATICANO (AP). El papa Benedicto XVI alabó las "cualidades humanas y sobrenaturales" de su antecesor al frente de la Iglesia Católica, Juan Pablo II, durante una misa que marcó el tercer aniversario de la muerte del pontífice polaco.

Benedicto comparó el sufrimiento de los últimos meses de vida de su predecesor con los de Cristo en la cruz. La enfermedad del Parkinson drenó lentamente la energía de Juan Pablo II en los últimos años de su pontificado, en contraste con el vigor que mostró alguna vez como el líder de la iglesia. Poco antes de morir, a los 84 años, la enfermedad lo dejó incapaz de hablar.

"Así como sucedió con Jesús, también fue para Juan Pablo II. Al final, las palabras dieron paso al sacrificio extremo", afirmó Benedicto XVI, vestido con túnicas de brocado rojas, durante la ceremonia de 90 minutos en la Plaza de San Pedro.

Benedicto XVI concelebró la misa con miembros del Colegio de Cardenales, incluso el arzobispo de Cracovia, Polonia, Stanislaw Dziwisz, quien fue el secretario privado del difunto Papa y quien estuvo a su lado durante casi 40 años.

Miles de peregrinos y turistas _ muchos de Polonia, la patria del pontífice fallecido _ llenaron la plaza, recordando los días después de la muerte de Juan Pablo II, cuando más de dos millones de personas hicieron fila día y noche para rendirle un último adiós, mientras su cuerpo descansaba en la Basílica de San Pedro.

Benedicto XVI también subrayó la "fe extraordinaria" de Juan Pablo II. Dijo que esa fe le permitió tener una conversación íntima e ininterrumpida con Dios.

"Entre sus cualidades humanas y sobrenaturales, él tenía de hecho una sensibilidad espiritual y mística excepcional", afirmó el Papa durante su homilía.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes