Benedicto XVI pide compromiso y obediencia a futuros sacerdotes

MADRID ( AP). El papa Benedicto XVI reclamó el viernes compromiso, austeridad y obediencia a 3,500 jóvenes seminaristas y, a pesar de la crisis de vocaciones que sacude Europa, señaló que el camino del sacerdocio sólo debe emprenderse si se tiene el firme convencimiento de la llamada de Dios.

" Abrid vuestra alma a la luz del Señor para ver si este camino, que requiere valentía y autenticidad, es el vuestro, avanzando hacia el sacerdocio solamente si estáis firmemente persuadidos de que Dios os llama a ser sus ministros, y plenamente decididos a ejercerlo obedeciendo a las disposiciones de la Iglesia", dijo Benedicto XVI durante una misa en la catedral de La Almudena en Madrid con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud a la que asistieron 120 obispos y 3,500 seminaristas.

Al igual que en sus anteriores discursos en el país ibérico, el Papa aludió a las críticas a la Iglesia en su homilía, pidiendo a los seminaristas valor y fidelidad para afrontar los difíciles momentos que puedan plantearse en el futuro.

" No os dejéis intimidar por un entorno en el que se pretende excluir a Dios y en el que el poder, el tener o el placer a menudo son los principales criterios por los que se rige la existencia", afirmó.

" Puede que os menosprecien, como se suele hacer con quienes evocan metas más altas o desenmascaran los ídolos ante los que hoy muchos se postran", agregó.

El pontífice fue ovacionado por los seminaristas reunidos en la catedral cuando al final de la misa anunció sorpresivamente que declarará al español San Juan de Avila doctor de la Iglesia, una de las mayores distinciones del catolicismo que se reserva a religiosos de especial influencia universal en sus escritos y reflexiones sobre la fe.

Además de la eucaristía, el Benedicto XVI se entrevistó con el líder de la oposición y presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y en un gesto inédito en este tipo de eventos, Benedicto XVI confesó a cuatro jóvenes en el parque del Retiro, donde se ubicaron 200 confesionarios para los peregrinos.

Al caer la noche tendrá lugar uno de los actos centrales de estas jornadas: una vigilia con jóvenes en el aeródromo de Cuatro Vientos, a las afueras de la capital española, a la que se espera asistan un millón de fieles y en la que también estarán presentes los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz.

Una marea de centenares de miles de jóvenes católicos se concentraba desde primera hora de la tarde en Cuatro Vientos. En uno de los días más calurosos de lo que va de verano en Madrid, los bomberos se vieron obligados a regar a la multitud con agua para refrescar a los peregrinos.

" Hemos traído en nuestras mochilas todo lo necesario para aguantar. Mate y sobre todo mucha agua", dijo Diana Cardoña, una paraguaya de 15 años que como la mayoría de jóvenes pasará la noche en Cuatro Vientos.

El domingo, Benedicto XVI tiene previsto clausurar las jornadas celebrando una misa en el aeródromo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes