Berlusconi dice que Lavitola facilitaba la relación empresarial Italia-Panamá

El ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi señaló hoy a Valter Lavitola como la persona que "facilitaba las relaciones empresariales entre Italia y Panamá", durante el juicio que investiga la supuesta extorsión por parte de altos cargos panameños a la compañía Impregilo.

Berlusconi explicó que Lavitola, único imputado en este supuesto caso de corrupción internacional, era "quien facilitaba las relaciones entre las empresas italianas y las panameñas" y que mantenía una gran amistad con el actual presidente saliente de Panamá, Ricardo Martinelli.

El juicio se celebró en la Sexta Sección del Tribunal de Nápoles (sur de Italia), cuyo Colegio de Jueces rechazó la petición de la defensa del magnate para que este testificara asistido por sus abogados, al estar imputado en otro proceso junto con Valter Lavitola (soborno a senadores en Italia), según medios locales.

"Era quien facilitaba las relaciones entre las empresas de Italia y Panamá (...) Era un óptimo periodista y un protagonista político, amigo de los líderes del área (latinoamericana)", dijo Berlusconi sobre el imputado, exdirector del diario italiano "Avanti".

En concreto, Lavitola tenía especial relación con el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros.

La fiscalía solicitó durante la vista la reproducción de una llamada telefónica interceptada que el exmandatario italiano realizó en agosto de 2011 al por entonces presidente de la compañía Impregilo, Massimo Ponzellini.

Berlusconi, en esta llamada de la que se declaró "orgulloso", decía a Ponzellini que Lavitola le había telefoneado hasta en seis ocasiones desde Panamá para que instara a Impregilo a financiar los 22 millones de euros que costaba un hospital pediátrico.

De lo contrario, según Berlusconi, Martinelli realizaría una serie de declaraciones negativas sobre el trabajo que Impregilo llevaba a cabo en el Canal de Panamá para hacer caer sus acciones en bolsa.

Una advertencia que Ponzellini trasladó un día más tarde al consejero delegado de la compañía, Adalberto Rubegni.

Berlusconi declaró en calidad de testigo en este proceso, que el tribunal napolitano acoge desde el pasado 8 de abril.

Lo que se trata de esclarecer en este juicio es si Lavitola pudo haber extorsionado a la compañía italiana instándola a financiar la construcción de un hospital pediátrico en la provincia central de Veraguas a cambio de futuras licitaciones de obras públicas.

Según la acusación, Impregilo, para adjudicarse la construcción del metro de la capital panameña por un importe de 1.500 millones de dólares, debía hacerse cargo de la construcción de este centro sanitario, cuya realización habría sido encargada a una empresa panameña.

El pasado lunes, Martinelli se dirigió a su sucesor, Juan Carlos Varela, quien asumirá el poder el próximo 1 de julio, para instarle a "reclamar" a Italia el cumplimiento de la promesa de donar un área pediátrica en un hospital del país centroamericano.

Martinelli recordó en un acto público que Berlusconi, en su visita a Panamá en 2010, prometió de forma voluntaria que donaría a Panamá una unidad pediátrica en el hospital de Santiago (provincia de Veraguas) "y tiene que cumplirlo", indicó un comunicado de la Presidencia panameña.

Asimismo, solicitó al canciller de Panamá, Francisco Álvarez De Soto, que reitere al Gobierno italiano la solicitud de que se cumpla la promesa, de acuerdo con la información oficial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7