Berlusconi espera fallo de la justicia sobre acusaciones

MILÁN ( AFP). Una vez más, el exjefe del gobierno italiano, Silvio Berlusconi, acusado de soborno en el interminable caso Mills, fue beneficiado por la prescripción del delito acordada este sábado por un tribunal de Milán.

La fiscalía había pedido cinco años de cárcel y la defensa reclamaba la absolución o si no la prescripción.

La jueza Francesca Vitale, tras retirarse unas tres horas en la cámara del consejo, anunció en menos de un minuto la prescripción del delito en una sala de audiencia repleta de periodistas.

El fiscal, Fabio de Pasquale, se limitó en declarar a la prensa: " Sólo quiero irme".

Los abogados del Cavaliere rechazaron comentar la sentencia y abandonaron rápidamente el tribunal en un gran todoterreno negro.

En cuanto al principal interesado, no acudió al tribunal. Vestido con una cazadora de piloto que le regaló su amigo Vladimir Putin (primer ministro ruso), Berlusconi había abandonado el sábado por la mañana su domicilio de Roma en dirección a Milán, donde tiene previsto asistir por la noche a un partido de fútbol entre el equipo del que es propietario, el AC Milan, y la Juventus de Turín.

En este proceso, Berlusconi estaba acusado de haber "comprado" por 600.000 dólares el falso testimonio de su ex abogado británico David Mills en varios juicios celebrados en los años 1990.

El abogado ya se declaró culpable, en un proceso paralelo, de haber recibido el dinero de Berlusconi, por lo que fue condenado en febrero de 2009 en primera instancia a cuatro años y medio de prisión, pena confirmada en apelación. La Corte de Casación decretó la prescripción del delito en febrero de 2010, aunque denunció la existencia de " un caso de corrupción gravísimo".

El magnate de la prensa lo intentó todo para escapar al veredicto de los jueces, incluida una recusación en el último minuto del tribunal de Milán, al que acusó de haber pronunciado "una sentencia anticipada" de culpabilidad al rechazar algunos testigos de la defensa. La demanda fue rechazada.

El viernes, el Cavaliere volvió a acusar a la magistratura de cebarse con él: " El proceso Mills no es más que uno de los numerosos procesos inventados contra mí. En total, más de cien procesos, más de 900 magistrados se han ocupado de mí y de mi grupo, 2.600 audiencias en 14 años, más de 400 millones de euros de honorarios de abogados y consultores", dijo en un mensaje difundido por su portavoz Paolo Bonaiuti.

Berlusconi calificó de " tesis asombrosa" la idea de la fiscalía de contar la fecha del delito, y por lo tanto de la prescripción, no a partir del momento en el que supuestamente dio el dinero al abogado, sino de cuando éste comenzó a gastárselo, dos años más tarde.

Al igual que en otros procesos anteriores, Berlusconi se benefició de la prescripción del supuesto delito en un juicio iniciado hace casi cinco años y que fue interrumpido en numerosas ocasiones.

El Cavaliere está enfrentado a la justicia de su país desde hace dos décadas. En 1997 y 1998 fue condenado en primera instancia en tres ocasiones a un total de 6 años y 5 meses de prisión por corrupción, falsificación de cuentas y financiación ilícita de un partido político.

En todas las ocasiones se benefició de la prescripción de los delitos.

Actualmente está encausado en otros tres procesos: el Rubygate por prostitución de menores y abuso de poder, otro por fraude fiscal en su imperio Mediaset y un tercero, Unipol, por "violación del secreto de instrucción" después de que uno de sus diarios transcribiese conversaciones cubiertas por el secreto de instrucción.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes