Berlusconi recurre al tribunal europeo de Derechos Humanos para regresar a la política

El exprimer ministro italiano Silvio Berlusconi intenta regresar a la política, para lo cual pidió este miércoles al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que se pronuncie sobre su inhabilitación, una decisión tomada por un "circo de gladiadores", según su abogado.

La inhabilitación para ejercer cargos públicos hasta 2019 fue dictada tras la condena en 2013 por fraude fiscal, por lo que el magnate fue expulsado por votación del Senado, del que había formado parte por casi dos décadas.

Berlusconi basa sus esperanzas de regresar al ruedo político en demostrar ante la corte europea que ha sido víctima de un juicio injusto por parte de un Estado, que, según él, se ha ensañado.

"La decisión del Senado fue tomada por sus adversarios políticos, más que justicia, parecía un circo de gladiadores con el pulgar al revés", clamó su abogado defensor, el británico Edward Fitzgerald, ante los 17 magistrados europeos que examinan el caso.

Los jueces europeos suelen demorase unos seis meses para fallar, por lo que la sentencia podría llegar tarde de cara a las elecciones legislativas en Italia, previstas en la primavera boreal de 2018.

La sentencia de la corte de todos modos no puede modificar la votación de un parlamento autónomo y soberano, pero sí rehabilitar la figura del político, como víctima de un abuso judicial y de un parlamento arbitrario.

La corte deberá fallar sobre si se han violado o no los derechos de Berlusconi, lo que fue rechazado por la fiscal del Estado, Maria Giuliana Civinini.

"No se han violado sus derechos. Se aplicó la ley Severino vigente", explicó Civinini en su larga declaración ante los magistrados europeos.

"Se ejerció un poder draconiano", lamentó por su parte el célebre abogado de Berlusconi, que forma parte del equipo de ocho letrados estrellas contratados por el magnate, entre ellos varios del bufete Doughty Street Chambers, con sede en Londres, en el que trabaja como asociada la abogada Amal Clooney, esposa del actor George Clooney, y conocida por su labor en el reconocimiento del genocidio armenio.

"Espero que el tribunal de Estrasburgo acepte mi apelación", reconoció en un breve tuit Berlusconi.

"Mi papel en la próxima campaña electoral será claro: entro en campo para que triunfe el centroderecha", agregó.

El magnate no asistió a la audiencia en la ciudad francesa de Estrasburgo y estuvo representado por su abogado de toda la vida, Niccolo Ghedini, miembro de su partido de centroderecha, Forza Italia.



Con el gobernante Partido Demócratico (PD, centroizquierda) dividido por disputas internas y la formación antisistema Movimiento Cinco Estrellas perdiendo impulso, Berlusconi regresa a la política italiana como líder carismático de la alianza entre Forza Italia, la derecha xenófoba de la Liga del Norte y la extrema derecha neofascista Fratelli d'Italia (Hermanos de Italia).

El octogenario político, famoso por sus veladas sexuales al ritmo de "Bunga Bunga", se presenta ahora como un hombre moderado, a favor de una Europa unida y el único con la experiencia para salvar a Italia de la oleada populista que azota a la península y al viejo continente.

Según las encuestas, la coalición de derecha Forza Italia, Liga del Norte y Fratelli D'Ialia, podría convertirse en la mayor fuerza política en las legislativas del 2018, que además se disputarán con un nuevo sistema electoral que favorece las alianzas.



El regreso del "Inmortal", como lo llaman sus amigos, es sorprendente si se tiene en cuenta que hace un año estaba en declive, después de una cirugía al corazón, la pérdida de su amado club de fútbol, AC Milan, vendido a los chinos, y los ataques del francés Vincent Bolloré contra Mediaset, su imperio mediático.

El ave fénix de la política italiana renació de las propias cenizas: se sometió a una cirugía plástica que lo rejuveneció, adelgazó unos buenos 10 kilos, se injertó de nuevo cabello, se volvió vegetariano y aparece siempre acompañado por su novia de 32 años.

"Encarna el sistema y el antisistema, la moderación y el extremismo", resumió el politólogo Marco Damilano, director de la revista Espresso.

csg-kv/mb

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7