Betancourt dedica condecoración a compañeros de cautiverio

PARIS (AFP). La ex rehén franco-colombiana Ingrid Betancourt, que este lunes fue condecorada por el presidente francés Nicolas Sarkozy con la Legión de Honor, la más alta distinción francesa, dedicó este galardón a sus compañeros de cautiverio y "a los que no volverán, como a los que esperan".

"Usted es un símbolo de esperanza para la República Francesa y en su nombre le otorgo en esta ocasión la Legión de Honor", le manifestó el presidente francés, al entregarle la condecoración.

"Tengo el corazón que se aprieta porque mis compañeros de infortunio, otros colombianos como yo, permanecen en manos de las FARC y no tienen voz", dijo la ex rehén al responder al homenaje del presidente francés a una mujer que supo mantenerse "digna, de pie, orgullosa y valiente" durante los seis años y cinco meses de cautiverio.

Ingrid Betancourt reiteró en esta ocasión su llamado, formulado en cada ocasión desde su liberación el 2 de julio, a continuar la movilización en favor de los rehenes que aún permanecen en la selva colombiana.

"Les pido que piensen en ellos conmigo, y que continúen la lucha, que continúen a hablar de los rehenes colombianos, (...) a hablar en su nombre y a guardar la esperanza", expresó dirigiéndose a los asistentes a la recepción con motivo de la fiesta nacional francesa ofrecida en los jardines del Palacio del Elíseo.

"Tienen que ser liberados muy rápido", insistió. Los llamo "a no olvidarlos, a no creer que es imposible porque tienen que ser liberados muy rápido, es también una cuestión de tiempo".

"Evidentemente cuento con usted señor presidente, cuento con Carla (...), cuento con mi amigo Bernard Kouchner, porque tiene las palabras, la fuerza para pedir y exigir. Cuento con todos los que están aquí conmigo", señaló Ingrid Betancourt.

La ex rehén, que pronunció la primera parte de su discurso en francés, continuó luego en español "porque este momento se lo dedico a Colombia y a mis compañeros que vivieron conmigo tantos momentos difíciles".

Con la voz que por momentos se quebraba por la emoción, Ingrid Betancourt tuvo palabras especiales para los que fueron liberados con ella el pasado 2 de julio, citando entre otros al cabo enfermero William Pérez que, según relató, le salvó la vida cuando estuvo enferma.

"Esta medalla, esta distinción es para todos aquellos que han sufrido el cautiverio conmigo, los que no volverán y sobre todo los que están esperando que llegue su turno" de ser liberados, dijo con voz temblorosa.

Comprometiendo una vez más a los presentes en la lucha por la liberación de todos los rehenes colombianos, entre los cuales hay varios militares, Ingrid Betancourt se proyectó hacia el futuro y expresó lo que dijo es su sueño.

"Sueño en el día en que estarán conmigo aquí, en otro 14 de julio y que vibrarán como soldados viendo este desfile extraordinario" manifestó.

"Nos tomaremos de la mano y tendremos la ocasión de agradecer a Francia por habernos ayudado tanto", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes