Betancourt encabeza panel de víctimas del terrorismo

NACIONES UNIDAS (AP). En el primer simposio de las Naciones Unidas sobre las víctimas del terrorismo, Ingrid Betancourt, que estuvo cautiva durante años en manos de una guerrilla izquierdista colombiana, abrió las discusiones implorando a los diplomáticos que hagan frente al terrorismo sin olvidar en sus estrategias el humanismo y el amor.

"Si no hay voluntad política, no hay nada", dijo Betancourt, que tiene ciudadanía dual colombiana-francesa y que fue candidata a la presidencia del país sudamericano cuando fue secuestrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia hace seis años. Los militares colombianos la rescataron en julio junto con otros 14 rehenes.

Ashraf Al-Jaled rememoró la angustia de perder a su padre y a su suegro en un ataque dinamitero suicida en Amán, Jordania, durante la recepción de su boda en noviembre del 2005. Al-Qaida se atribuyó tres ataques simultáneos a hoteles internacionales de lujo esa noche, con un saldo de 57 muertos y cientos de heridos.

"De pronto todo se tiñó de rojo", recordó. "Mi esposa y yo perdimos a 27 personas en nuestra boda".

Betancourt y al-Jaled estuvieron entre las 18 personas convocadas del Oriente Medio, Europa, Africa, Asia y el continente americano para narrar sus experiencias como víctimas de bombas, secuestros y otros ataques terroristas en las últimas décadas.

La mayoría instó a una mayor cooperación internacional en la lucha contra los terroristas y a prestar mayor atención a las consecuencias sociales y mentales y al dolor causado a las víctimas, sus familiares y sus comunidades.

Gran Bretaña, Colombia, Italia y España financiaron el encuentro de 300,000 dólares. Algunos notaron la ausencia de víctimas palestinas, afganas o paquistaníes.

La oficina del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tuvo que esforzarse para no herir susceptibilidades al escoger a quién traer al encuentro, ya que la organización internacional nunca se ha puesto de acuerdo en una definición sobre el terrorismo.

"La lista sigue creciendo, provocando más dolor y pesar que se vuelca implacablemente sobre familias, comunidades y naciones", dijo. "Y es por el bien de la humanidad que debemos crear un foro mundial para escucharles a ustedes, las víctimas. Vuestras historias sobre el modo en que el terrorismo ha afectado sus vidas es nuestro argumento más poderoso de que no puede justificarse jamás".

El director de política de Ban, Robert Orr, que también encabeza una fuerza de tareas antiterrorista, dijo que la ONU decidió lo que debía considerarse un acto terrorista y que los participantes fueron escogidos en base a las pautas de 16 documentos legales internacionales.

Las naciones árabes e islámicas han insistido en que grupos como Jezbolá y Hamas, que han tomado las armas contra Israel, deberían ser excluidos de la definición para ser considerados luchadores por la libertad.

La semana pasada, la Asamblea General resolvió hacer más para combatir el terrorismo. La asamblea de 192 naciones convino por consenso reafirmar su estrategia adoptada hace dos años de intensificar los controles fronterizos, desarrollar una base de datos sobre "incidentes biológicos", reprimir la falsificación de documentos de viaje y desarrollar medios para contener el terrorismo en la Internet.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes