Betancourt llora de alegría al llegar a Francia

PARIS (AP). "Lloro de alegría", dijo Ingrid Betancourt a su llegada a Francia.

Betancourt fue recibida con honores dignos de un jefe de estado después de seis años de ser secuestrada por guerrilleros en la jungla colombiana.

Betancourt dijo que durante su cautiverio lloró "mucho a causa del dolor y la indignación". Hoy, sin embargo, "lloro de alegría".

El presidente francés Nicolás Sarzkozy y la primera dama Carla Bruni-Sarkozy recibieron a la política franco-colombiana con besos, abrazos y muchas sonrisas en la base de aviación Villacoublay, en el suroeste de París. La llegada de Betancourt fue emitida en directo por la televisión francesa.

"Este es un momento muy, muy emocionante para mí: respirar el aire de Francia, estar con ustedes", dijo Betancourt a sus seguidores. "Francia es mi casa y ustedes son mi familia", agregó.

Los hijos de Betancourt y otros familiares también descendieron del avión del gobierno francés y se unieron a su madre y el presidente y su mujer.

Betancourt era candidata a la presidencia de Colombia cuando fue secuestrada en el 2002. Su cautiverio provocó mucha preocupación en Francia, donde creció y donde viven sus hijos. Sus seguidores organizaron protestas y oraron a la luz de las velas alrededor del país para poner presión y lograr su liberación en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Su liberación el miércoles por el ejército colombiano provocó celebraciones en todo el país.

Sarkozy dijo que el rescate de Betancourt envía un claro mensaje a personas en situaciones difíciles, ya que "vale la pena luchar. No existen las situaciones inevitables", declaró el presidente.

"Todos lo que sufren, como tú, alrededor del mundo, deberían saber que hay una luz al final del túnel", agregó Sarkozy, hablando a Betancourt. "Tu eres libre, estás radiante, con una vida por delante tuyo y rodeada de tu familia".

Betancourt, su familia y seguidores, acudieron después a una fiesta en el palacio presidencial organizada en su honor.

Cientos de personas, algunos cargando banderas colombianas o francesas y muchos con cámaras de fotos, abarrotaron las calles que rodean el Palacio del Eliseo con la esperanza de ver a la rehén liberada.

El Vaticano reaccionó con la misma efusividad a la liberación de Betancourt, anunciando que el papa Benedicto XVI la recibirá apenas su agenda se lo permita.

El Papa envió un telegrama a Betancourt para expresar su felicidad de que la rescataran de manos de la guerrilla FARC apenas recibió la noticia, dijo el Vaticano en un comunicado.

Dijo que su "deseo comprensible y noble" de ser recibida por Benedicto será satisfecho. Benedicto recibió a la madre de Betancourt en el Vaticano en febrero.

Betancourt cursó sus estudios universitarios en Francia, en el Instituto de Estudios Políticos de París. Sus hijos _ Melanie, de 22 años, y Lorenzo, de 19 años _ crecieron en París durante el cautiverio de su madre.

Betancourt se reunió con sus hijos en Colombia el jueves. En una entrevista a la radio Europe 1 antes de su llegada a Francia, la antigua rehén dijo estar orgullosa de cómo sus hijos han forjado "carácteres extraordinarios" durante su ausencia.

La política recordó también el trato humillante que le prestaron las FARC, forzándola a llevar cadenas las 24 horas del día durante tres años.

"Cuando llevas una cadena alrededor del cuello, tienes que mantener la cabeza baja e intentar aceptar tu destino sin sucumbir totalmente a la humillación, sin olvidar quién eres", declaró Betancourt.

"Llegó un momento en que comprendí que la muerte era una posibilidad", dijo en otra entrevista a la cadena de televisión France-2. "He visto a mis compañeros morir, sabía que la muerte llega muy, muy rápido en la jungla."

Liberar a Betancourt fue una prioridad para Sarkozy desde el momento en que fue escogido presidente de Francia en mayo del 2007. El gobierno anterior de Jacques Chirac también trabajó para lograr el mismo objetivo. El primer ministro francés de entonces, Dominique de Villepin, es amigo de Betancourt desde hace años.

La liberación de la política representa un gran impulso para la popularidad de Sarkozy, cuyos adversarios han llegado a reconocer que su presión diplómatica en Colombia forzó nuevos intentos de liberarla.

Sin embargo, Sarkozy era partidario de negociar con las FARC, no de una incursión militar y su principal asesor dijo que el presidente no fue informado de la operación que la liberó hasta que los medios de comunicación colombianos lo anunciaron.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes