Birmania pone condiciones a la ayuda tras el tifón

RANGÚN (AFP) - La comunidad internacional se movilizaba para enviar ayuda a las víctimas del ciclón Nargis en Birmania, cuyas autoridades pusieron condiciones a la entrada de los equipos humanitarios, al tiempo que mantenían un referéndum constitucional en gran parte del país.

Según un nuevo balance anunciado por la junta militar birmana, más de 15.000 personas murieron, 10.000 de ellas sólo en la localidad de Bogalay (suroeste), como consecuencia del paso del violento tifón en la noche del viernes al sábado por la principal región productora de arroz del país.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon afirmó que la ONU hará todo lo necesario para llevar ayuda de urgencia a Birmania, uno de los países más pobres de Asia. La autoridades militares birmanas aceptaron la oferta, pero con condiciones. "Los equipos de expertos extranjeros que vengan (a Birmania) tendrán que negociar con el ministerio de Relaciones Exteriores y las más altas instancias" para que se les permita el acceso, declaró Maung Maung Swe, ministro de Protección Social en rueda de prensa en Rangún.

China, próxima aliada del régimen birmano, anunció una ayuda de urgencia de un millón de dólares, en forma de "dinero en efectivo y material". La Comisión Europea destinó por su parte una ayuda de dos millones de euros, destinada prioritariamente a proporcionar refugios y agua potable.

Países como Noruega, Canadá, Holanda, Suecia, Alemania, Francia y la República Checa enviarán asimismo millones de dólares de ayuda a través de organizaciones internacionales. Otros como Tailandia e India movilizarán a sus ejército para hacer llegar medicamentos y alimentos. También Nueva Zelanda se ofreció a auxiliar a Birmania, pero a condición de que la ayuda no pase por las manos del régimen.

Sin embargo, cuatro días después de que ciclón devastase el país, los equipos de las organizaciones de ayuda humanitaria de la ONU seguían esperando visas para poder llevar ayuda a Birmania, afirmaron sus portavoces. "Esperamos que nos entreguen los visados", indicó Veronique Taveau, portavoz de UNICEF en Ginebra. La Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria de la ONU, espera que "los cinco miembros de su equipo de evaluación con asiento en Bangkok (Tailandia) reciban una visa" para Birmania, añadió Elizabeth Byrs, portavoz de ese organismo.

Por su parte, la agencia de la ONU para la prevención de catástrofes lamentó la falta de una alerta anticipada que habría salvado muchas vidas antes de la llegada del tifón. "Dado el número de muertos, hace pensar que no se puso en marcha un sistema de alerta precoz", explicó a la prensa Brigitte Leoni, portavoz de la agencia.

También la esposa del presidente estadounidense, George W. Bush, Laura Bush, arremetió contra el régimen birmano por no haber advertido a la población de la llegada del ciclón, al tiempo que prometía que Estados Unidos aportará más ayuda, además de los 250.000 dólares que ya envió.

Por su parte, la junta militar birmana anunció que el referéndum sobre el nuevo proyecto de Constitución se celebrará el sábado 10 de mayo en la mayor parte del país como estaba previsto y sólo será aplazado en las 47 localidades más afectadas por el ciclón. "El referéndum fue aplazado en 47 localidades, pero las otras zonas de desastre volvieron a la normalidad", informó la televisión estatal birmana.

La celebración de referéndum constitucional es "inaceptable", opinó el partido de líder opositora birmana y Nobel de la Paz 1991, Aung San Suu Kyi.

El referéndum constitucional será la primera oportunidad de votar que tengan los birmanos desde las elecciones legislativas de 1990.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes