Boeing suspende metas financieras anuales por incertidumbre en torno al 737 MAX

Boeing anunció el miércoles la suspensión de sus objetivos financieros anuales tras una baja en los ingresos en el primer trimestre, debido a la incertidumbre en torno a su modelo 737 MAX, que protagonizó dos tragedias aéreas que dejaron en total 346 muertos.

El beneficio neto cayó 13,2%, a 2.100 millones de dólares, mientras el volumen de negocios fue de 22.900 millones, lo que implica una baja de 1,98%, indicó el gigante de la aviación estadounidense en un comunicado.

Boeing dijo que las previsiones financieras para 2019 no reflejaban el impacto de los accidentes sufridos por los modelos 737 MAX, que fueron dejados en tierra.

Ante la "incertidumbre" sobre cuándo volverá operar la flota de 737 MAX, las previsiones serán anunciadas posteriormente, anunció la fabricante estadounidense.

Boeing enfrenta una crisis desde que un 737 MAX de Ethiopian Airlines se estrelló el 10 de marzo, con saldo de 157 muertos. Un accidente con un aparato de ese modelo operado por Lion Air en octubre dejó 189 fallecidos.

La flota de 737 MAX quedó inmovilizada en el mundo entero tras el segundo accidente.

La firma estimó el primer impacto de la inmovilización de la flota de los 737 MAX en 1.000 millones de dólares.

Esta suma cubre una alza anticipada de los costos de producción del 737 MAX y especialmente modificaciones realizadas actualmente por Boeing para evitar las fallas de funcionamiento del sistema de estabilización MCAS, así como la formación suplementaria para los pilotos exigida por las autoridades para levantar la prohibición de vuelo que afecta a ese modelo.

Pero no incluye ni las eventuales indemnizaciones de aerolíneas que debieron anular vuelos programados del 737 MAX, ni los posibles pagos que Boeing podría verse forzado a hacer a las familias de las víctimas.

Los analistas estiman que la factura final podría elevarse a miles de millones de dólares.

La compañía ha estado trabajando en una solución del software MCAS y la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA) llevará a cabo una revisión técnica conjunta de las modificaciones al Boeing 737 MAX a partir del 29 de abril, en la que participarán representantes de nueve autoridades internacionales de aviación.

El presidente de Boeing, Dennis Muilenberg debe hacer durante la jornada una presentación oral muy esperada ante los medios financieros, expectantes por información sobre la fecha de regreso a operaciones del 737 MAX.



Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes