Bogotá busca enfriar riña con Caracas

BOGOTA ( AP). El canciller colombiano Jaime Bermúdez intentó el martes bajar el tono a la batalla verbal de la víspera entre los presidentes de Venezuela y Colombia y aseguró que lo importante fue que al final se creó un grupo que trabajo que ayude a ambas naciones a superar sus " temas sensibles".

Bermúdez dijo, además, que Bogotá mantiene su oferta de suministrar energía a Venezuela, que aún no anuncia oficialmente si acepta esa venta colombiana de electricidad y que ayude a paliar sus graves problemas de racionamiento.

Los presidentes de Colombia, Alvaro Uribe, y de Venezuela Hugo Chávez, chocaron verbalmente el lunes en una de las sesiones de la reunión cumbre que se realiza en México.

En medio del debate, el mandatario anfitrión Felipe Calderón y el presidente cubano Raúl Castro, llamaron a mantener la calma y al final los dirigentes colombiano y venezolano aceptaron que un grupo de trabajo o de países amigos colabore en superar sus constantes impasses.

" El presidente (Uribe) me contó que sí había hablado con mucha vehemencia...una discusión muy álgida", con Chávez, dijo el canciller Bermúdez desde México a la radio colombiana Caracol.

" Después de una álgida discusión entre los presidentes se acordó una metodología de trabajo, que un grupo de países ayudarán a Colombia y a Venezuela a afrontar estos temas sensibles. Yo creo que es una conclusión muy importante", destacó.

Tal grupo de trabajo se venía discutiendo desde hace varios meses, incluso por parte de Colombia, " pero en efecto, quizá como consecuencia directa de esta situación de ayer (lunes) se concretó este mecanismo y el presidente Uribe de inmediato lo aceptó", dijo Bermúdez. El presidente venezolano ya también manifestó su apoyo a ese grupo.

El canciller indicó que de momento no hay una fecha o detalles sobre dónde se reuniría ese grupo de amigos de Colombia y Venezuela, pero que su alcance fue definido de forma general el lunes con dos compromisos: Crear el grupo efectivamente, sin que se quede sólo en declaraciones, y que ni Caracas ni Bogotá harán en adelante declaraciones que el otro país puede considerar ofensivas.

Bermúdez destacó que a pesar de lo ocurrido el lunes, " no ha habido ninguna decisión contraria" de Bogotá para cancelar su oferta de vender electricidad a Venezuela.

" Los dos gobiernos y los ministros de Minas...están evaluando el tema técnico, de la viabilidad de ese ofrecimiento y de que Venezuela decida si lo acepta o no en estas condiciones...la idea es continuar en que los ministros y los técnicos definan esa posibilidad. Aquí no ha habido ninguna decisión contraria en ese sentido", aseguró el canciller.

Las relaciones de Caracas y Bogotá han estado varias veces al punto de la ruptura desde al menos marzo del 2008 y por temas que van desde la intervención de Chávez para facilitar la liberación de secuestrados en manos de las guerrillas colombianas, hasta señalamientos de Colombia de que armamento militar venezolano terminó en manos de insurgentes, entre otros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes