Bolivia y EU destraban negociación y reanudar relaciones

LA PAZ (AP). Bolivia y Estados Unidos destrabaron negociaciones para normalizar sus relaciones diplomáticas interrumpidas desde fines de 2008 con la llegada a La Paz de Arturo Valenzuela, subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental.

Valenzuela llegó de Perú y se reunió este martes con el canciller David Choquehuanca. No tiene previsto un encuentro con el presidente Evo Morales y su visita coincide con fuertes críticas del mandatario al gobierno estadounidense, esta vez, por la lucha contra el narcotráfico.

"Estamos viendo cómo terminar de concertar un acuerdo marco entre los dos países que se basa en la noción que tenemos que avanzar con respeto mutuo", dijo Valenzuela en la rueda de prensa conjunta con Choquehuanca.

Llegó por pocas horas y fue muy discreto. Dijo que le encantó volver a La Paz.

Poco antes, en otra rueda de prensa, Morales declaró que la reunión fue pedida por Estados Unidos y señaló que "sospechosamente" se paralizó la negociación el año pasado, aunque atribuyó el hecho a las elecciones en su país.

A continuación arremetió como en la víspera cuando dijo que Estados Unidos fomenta el narcotráfico. "Fiscales y jueces van en caravana a Estados Unidos a capacitarse y vuelven acá a liberar narcotraficantes y reciben un sueldo de Estados Unidos", sostuvo en alusión al secuestro por parte de sicarios de un supuesto capo de las drogas quien dejó la cárcel por orden de un juez.

Valenzuela dijo que Estados Unidos apoya al Ministerio Público con un "programa (que) es transparente y de acuerdo con el gobierno de Bolivia".

No obstante, Morales aseguró que su deseo es que con la llegada de Valenzuela se pueda avanzar en aprobar un nuevo marco para las relaciones bilaterales.

Choquehuanca sostuvo que comisiones técnicas de los dos países volverán a reunirse para avanzar antes de fijar fecha para la firma de un acuerdo y el retorno de los embajadores.

"Yo me animaría a decir que hemos avanzado más de un 99%", dijo el canciller, sin entrar en detalles.

El gobierno boliviano exige que toda la ayuda estadounidense se canalice a través de su administración, pero Estados Unidos tiene reparos ya que una parte de su cooperación va directamente a grupos sociales.

La crisis diplomática entre La Paz y Washington estalló en septiembre de 2008 en medio de fuertes protestas regionales contra el gobierno de Morales quien expulsó al embajador estadounidense Philip Goldberg al que acusó de conspirar con la oposición para derrocarlo.

Poco después, ordenó la salida de la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) por espionaje y dijo que no permitirá que regrese mientras él sea presidente.

También la agencia internacional para el desarrollo (Usaid) tuvo que salir hostigada por cocaleros y el año pasado el gobierno solicitó el cierre de programas de apoyo estadounidense a la justicia.

Washington también ordenó la salida del embajador boliviano y suspendió a Bolivia unas preferencias arancelarias tras reprobar los resultados alcanzados por este país en la lucha contra las drogas.

Desde entonces, llegaron a Bolivia, al antecesor de Valenzuela, Thomas Shannon, la subsecretaria de Estado para Democracia y Asuntos Globales la boliviana, María Otero y la secretaria de Trabajo Hilda Solís, además de legisladores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes