Bolivia: Morales amenaza sacar petroleras que no inviertan

LA PAZ (AP). El presidente Evo Morales amenazó con expulsar de los campos petroleros a las compañías que los operan por no invertir para aumentar la estancada producción de gas y crudo, que pone en riesgo el cumplimiento de compromisos de suministro internacionales y el consumo interno.

"Quiero decir a esas empresas... que van saboteando el tema de la inversión. He pedido a los ministros del área para que vayan preparando un decreto dando ultimátum a las empresas para que inviertan, sino no invierten vamos a recuperar esas áreas para que YPFB (estatal) invierta aunque sea con créditos", dijo el domingo durante una concentración en la población rural de Punata, en el departamento de Cochabamba, al centro del país.

"No vamos a esperar las ganas (de invertir) de las empresas", sentenció.

La producción de gas natural se estancó en unos 40 millones de metros cúbicos diarios, de los cuales 30 millones se exportan a Brasil cada día; entre 3 y 4 millones a la Argentina de un volumen comprometido de 7 millones y el resto se destina al mercado nacional.

El gobierno anunció inversiones por unos 1.856 millones de dólares este año para explorar nuevas reservas.

El mandatario explicó que el 1 de mayo su gobierno se vio obligado a apoderarse mediante un decreto de la mayoría de acciones de las filiales de tres petroleras transnacionales que se negaron a transferirlas a la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

"Con algunas empresas hemos esperado dos años después de nacionalizar el 1 de mayo de 2006, algunas empresas no quisieron endosar las acciones para que el estado tenga el 50% más uno", dijo.

Morales nacionalizó los hidrocarburos en mayo de 2006 a través de una renegociación de contratos que convirtió a una docena de transnacionales en prestadoras de servicios de YPFB, entre ellas la brasileña Petrobras, la española, Repsol YPF y la francesa Total.

El mismo decreto instruyó comprar acciones de las operaciones locales de cuatro petroleras extranjeras para que la YPFB asuma el control de las operaciones locales de las mismas. Las tres con las que no hubo acuerdos, fueron las afectadas el 1 de mayo con la orden de nacionalización, acción por la que el gobierno ofrece indemnizar.

Sólo Andina, filial de Repsol YPF aceptó transferir sus acciones y pasó a compartir la gestión de una docena de campos con la petrolera estatal.

La Compañía Logística de Hidrocarburos Boliviana (CLHB) de capitales peruanos y alemanes pidió el viernes al gobierno "entrar en negociaciones para determinar el valor justo de las acciones" de la compañía.

Las otras dos empresas afectadas son la operadora de ductos Transredes del grupo internacional Ashmore y la empresa de exploración y explotación Chaco del grupo británico BP.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes