Bolivia: anulan venta a opositor de acciones en cementera

LA PAZ (AP). El presidente Evo Morales anuló la venta de acciones de una fábrica de cemento en el sur del país que habían sido compradas hace una década por un empresario que es también uno de los líderes de la oposición.

Morales entregó el miércoles el decreto que revierte la venta de las acciones en la Fábrica Nacional de Cemento S.A (FANESCA) a la gobernación de Chuquisaca, cuyo titular, Esteban Urquizo, dijo que la medida era una aspiración de su región.

La reversión alcanza al 33,3 de las acciones que antes pertenecían a la Gobernación de Chuquisaca, por tanto al Estado boliviano, y que en 1999 fueron vendidas en el marco de una ola de privatizaciones en el país.

Las acciones fueron compradas en aquel momento por la Sociedad Boliviana de Cemento (SOBOCE), de propiedad del magnate del cemento Samuel Doria Medina. Urquizo dijo que hubo "favoritismo político" en la transferencia, ya que el empresario estaba vinculado al gobierno de entonces.

Otro 33,3% de las acciones de Fancesa está en poder de la Alcaldía de Sucre, capital del departamento de Chuquisaca, y el otro tercio en manos de la universidad estatal de esa región.

Con el decreto aprobado por el gobierno las acciones que estaban en poder de Soboce "han vuelto a sus legítimos propietarios, el pueblo chuquisaqueño", dijo Urquizo.

Morales explicó que la medida aportará a la gobernación de Chuquisaca ingresos adicionales por 4,5 millones de dólares al año.

Soboce no se pronunció de inmediato sobre la medida. Tampoco se mencionó el monto de la indemnización.

Morales nacionalizó los hidrocarburos en 2006, una telefónica en 2008 y cuatro generadoras eléctricas el año pasado.

Doria Medina es líder de Unidad Nacional (UN) un partido opositor de centrista que en las dos últimas elecciones logró un tercer lugar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes