Bolivia celebra independencia en clima conflictivo

LA PAZ (AP). Bolivia celebraba este viernes 185 años de su independencia en medio de conflictos sociales que no han dado tregua al presidente Evo Morales desde que comenzó su segundo mandato en enero pasado.

La región sureña de Potosí se encuentra aislada por cortes de ruta y una huelga de nueve días que obligó a cerrar mercados, comercios, bancos y oficinas por varias demandas regionales al gobierno.

Los potosinos declararon el viernes "día de duelo" y anunciaron marchas contra el gobierno, que no pudo instalar una negociación por una aparente actitud radical de los líderes de la protesta.

Morales llevó la celebración a la ciudad oriental de Santa Cruz, bastión de la oposición. Habitualmente los festejos tienen lugar en Sucre, capital histórica del país, en el sur.

El mandatario y el gobernador opositor Rubén Costas coincidieron para izar la bandera en la plaza de armas y después continuaron con programas separados.

El debate se caldeó en Santa Cruz por la iniciativa del gobierno de izar en esa ciudad la bandera indígena llamada wipala, reconocida como símbolo nacional en la nueva Constitución, pero que los líderes opositores no la reconocen como tal y la identifican con el partido de gobierno.

Costas abrió el desfile cívico militar con un discurso crítico al gobierno. Repitió varias veces la palabra república, cuando Bolivia dejó de ser tal por mandato de la Constitución impulsada por Morales, para pasar a ser Estado Plurinacional.

"Los que quieren acabar con la república atentan contra la unidad del país, buscan el poder total y pretenden imponer el pensamiento único. Con imposiciones e intolerancia no se hace patria ni se logra unidad", dijo Costas. Morales no estaba en la ceremonia pero sus partidarios lanzaron rechiflas al gobernador.

"Han llegado al extremo de entrenar militarmente a civiles para la guerra contra enemigos inexistentes", acotó Costas. El jueves, varias televisoras difundieron imágenes de civiles recibiendo instrucción militar y en prácticas de tiro en un cuartel. Eran miembros de organizaciones sociales afines a Morales, entre ellas varias mujeres indígenas.

Jefes militares reconocieron que el programa actualizará los conocimientos que los civiles recibieron en el cuartel durante su servicio militar. El vicepresidente Alvaro García señaló que las Fuerzas Armadas están "ampliando la base de formación cívica" y aseguró que "no hay que interpretarlo de otra manera".

Para los opositores el gobierno pretendería formar milicias entre sus adherentes para defender al régimen.

Pero a diferencia de su primera gestión 2006-2009, cuando Morales enfrentó una dura batalla política liderada por la oposición conservadora, que quedó muy disminuida tras las últimas elecciones, en su segundo período enfrenta protestas desde los sindicatos y organizaciones indígenas y regionales que antes lo apoyaron.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes