Bomba en camión para pasajeros en Pakistán mata a siete

PESHAWAR, Pakistán ( AP). Una bomba estalló hoy lunes en un camión usado parta el transporte de personas en el noroeste de Pakistán, matando a siete personas, dijo la policía, mientras el Talibán se declaraba responsable de ataques suicidas recientes perpetrados en el Valle de Suat.

Por otro lado, un grupo de sicarios asesinaron al líder de un grupo sectario suní, desatando disturbios en tres ciudades del sur del país.

Pakistán lucha contra milicianos de al-Qaida y el Talibán que tratan de acabar con su gobierno moderado e inclinado hacia gobiernos occidentales.

También se prepara ante posibles ataques de represalia después de la presunta muerte del líder talibán Baitulá Mehsud ocurrida durante un ataque de misiles de la CIA el 5 de agosto cerca del la frontera noroeste con Afganistán.

Tres niños se encontraban entre los muertos en la explosión del lunes en el camión, en la que también resultaron heridas 15 personas. Las escenas de televisión mostraban manchas de sangre y sandalias en los alrededores del sitio del ataque en el distrito de Charsada, a unos 20 kilómetros (12 millas) fuera de Peshawar, la principal ciudad del noroeste y un escondite de los milicianos.

La policía dijo en un principio que la explosión era de un atacante suicida, pero el jefe de la policía Sifwat Ghayur dijo después a los reporteros que se trataba de un explosivo programado, con partes provenientes de un mortero, que fue colocado dentro del camión sin que el conductor supiera de su existencia.

El conductor del camión, que era utilizado para el transporte interurbano de personas, recibió la bomba en un paquete que decía " medicina", de manos de un hombre en una terminal de autobuses y aceptó llevarlo a otro pueblo, dijo Ghayur.

El jefe de la policía del distrito de Charsada, Riaz Khan, dijo que las seis personas que murieron, que se cree eran pasajeros, se encontraban dentro del camión cuando explotó la bomba.

También en el noroeste del país, un portavoz del Talibán en el Valle de Suat dijo que éstos son responsables de dos ataques suicidas a la policía y el ejército durante el fin de semana, en los que murieron siete miembros de las fuerzas de seguridad.

" Es una respuesta a los asesinatos de nuestros hombres bajo custodia del ejército", dijo Muslim Khan a The Associated Press por teléfono.

Los residentes dijeron haber encontrado 18 cuerpos _ la mayoría identificados como talibanes _ en distintas zonas del valle el sábado.

El portavoz dijo que los ataques fueron planeados para que coincidieran con la visita del enviado estadounidense Richard Holbrooke, quien había planeado visitar el valle durante el fin de semana, pero canceló su viaje debido a lluvias fuertes.

Un portavoz del ejército negó el sábado que el gobierno estuviera involucrado en los asesinatos y dijo que los residentes del valle probablemente quisieron vengarse de los talibanes, quienes quemaron escuelas y mataron a cualquiera que se opusiera a su interpretación intransigente del Islam.

Mientras tanto, en la capital comercial de Karachi, los simpatizantes del grupo sectario suní Sipah e Sahaba realizaron disturbios después de que el líder Alí Sher Haideri fuera asesinado en su auto por la mañana.

La policía dijo que Haideri murió por una disputa personal, pero que la violencia entre los suníes y los chiítas puede comenzar tras estos ataques.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes