Brasil: Asesor de Temer es arrestado por caso de corrupción

Un colaborador cercano del presidente Michel Temer fue arrestado el martes en conexión con un escándalo de corrupción.

Tadeu Filippelli fue detenido en relación con una investigación sobre los costos de la renovación del estadio local para el Mundial del 2014.

La policía federal brasileña dice que las obras de construcción fueron facturadas a un sobreprecio de más de 260 millones de dólares.

Horas después del arresto, Temer despidió a Filippelli.

En la misma operación fueron arrestados dos ex gobernadores del Distrito Federal de Brasil, el cual incluye la capital Brasilia: José Roberto Arruda y Agnelo Queiroz.

Filippelli dirige la sucursal en Brasilia del Partido Movimiento Democrático de Temer, fue vicegobernador del Distrito Federal en el gobierno de Queiroz y uno de los cinco asesores especiales del presidente.

Cuatro de esos asesores han sido vinculados a escándalos de corrupción. Sólo dos siguen en sus cargos.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil ha iniciado pesquisas en torno a Temer por posible obstrucción a la justicia y corrupción pasiva. El mandatario ha insistido en su inocencia y ha rechazado pedidos de que renuncie.

Mientras tanto, otro asistente de Temer, Rodrigo Rocha Loures, entregó un bolso con parte de los 150.000 dólares que presuntamente serían entregados al ex presidente de la cámara baja Eduardo Cunha, dijo la policía federal.

El fiscal general de Brasil dijo la semana pasada que Loures era sospechoso de hacer labor de mensajero del presidente en el envío de fondos a Cunha, y los fiscales del caso ya habían publicado un video que mostraba a Loures cuando salía corriendo de un restaurante en Sao Paulo con el bolso en mano. En una conversación grabada con un ejecutivo de la compañía empacadora de carne JBS, él se había identificado como intermediario de Temer.

El presidente ha negado haber actuado fuera de la ley y dice que una grabación de audio que parece mostrar que él avaló tal soborno fue falseada.

A pesar de una oleada de malas noticias para el mandatario de Brasil y de la creciente presión para que renuncie, el ministro de Finanzas Henrique Meirelles dijo en una reunión con inversionistas en Sao Paulo que la crisis política no hará encallar la agenda para impulsar más medidas de austeridad y reformas impopulares en el sistema de pensión y leyes laborales.

Al preguntarle los periodistas si él podría ser un candidato a presidente si el Congreso tiene que escoger un reemplazo para Temer, Meirelles sólo sonrió y se despidió con un movimiento de mano.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada