Brasil y Cuba amplía Puerto Mariel

El presidente Raúl Castro y su colega brasileña Dilma Rousseff inauguraron el lunes la primera etapa del Puerto del Mariel la ampliación del puerto De Mariel, que colocará a la isla en el comercio regional.

"Brasil se enorgullece por asociarse a Cuba en este que es el primer puerto terminal de contenedores del Caribe con capacidad para integrarse a la cadena logística interoceánica", expresó Rousseff.

Los mandatarios Nicolás Maduro de Venezuela, Evo Morales de Bolivia y Michel Martelly de Haití también estuvieron presentes en la ceremonia que se realizó en la localidad de Mariel, unos 45 kilómetros al oeste de la capital.

Los jefes de estado están en Cuba para asistir a la II Cumbre de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe.

Rousseff informó que su país financió esta primera etapa de la ampliación del puerto con unos 802 millones de dólares, con la participación de unas 400 empresas brasileñas y para una segunda etapa que incluye las labores en una zona de desarrollo (área franca) aledaña el país sudamericano dispondrá de 290 millones más.

Para Castro, Mariel reemplazará al puerto de La Habana. "Será la principal puerta de entrada y salida del comercio exterior cubano y su ubicación geográfica en la ruta de los principales flujos de transportación marítima en nuestro hemisferio".

Construido por la empresa brasileña Odebrecht, el puerto será operado por la empresa Global Ports Management Limited, PSA, de Singapur.

"Brasil cree y apuesta en el potencial humano y económico de Cuba" señaló Roussef. Dijo que su país "quiere convertirse en un aliado de primer orden para Cuba".

Sonrientes y relajados, Roussef y Castro pronunciaron unas palabras después de cortar la cinta inaugural en una explanada del nuevo muelle, en medio de inmensas grúas de fabricación china y de decenas de contenedores de las empresas, estadounidense Crowley y alemana Hamburg Sud.

El director de operación de la terminal de contenedores, Marcelo Patat, explicó a la prensa que el domingo las enormes grúas hicieron la primera operación, descargando un centenar de contenedores refrigerados de la línea de transportación Crowley con pollo llegado de Estados Unidos.

La ley del embargo de Washington contra la isla que prohíbe intercambio entre los dos países hace una excepción para la importación de productos agrícolas pagados al contado.

"Lo fundamental para Cuba es que se instaló un puerto con tecnología de última generación, además tiene una posición estratégica dentro del Caribe que esta indudablemente vinculada con la expansión del canal de Panamá" agregó el director Patat.

El ingeniero cubano Vicente Orta, explicó a la AP, uno de los 4.000 empleados que trabajan en la ampliación, afirmó que "este proyecto es la esperanza de Cuba, permitirá a que la isla se abra al comercio internacional y concretamente ha sido una gran fuente de empleo para la zona del Mariel y por tanto de desarrollo". Además el ingeniero en montaje industrial de 47 años, señaló que la obra contribuyó a que asimilarán nuevas tecnologías, "eso nos abre al futuro".

Varios empresarios brasileños viajaron para el evento, como Hipólito Gaspar, de la Agencia para la promoción de inversiones del país sudamericano, quien insistió en "el interés que el proyecto despertó entre los empresarios brasileños, algo que promete prosperar".

Roussef indicó que Brasil abrirá un crédito de 290 millones de dólares, en "condiciones ventajosas", dinero que según Castro servirá para la segunda etapa del proyecto que supone el desarrollo de una zona industriales en la zona.

"Todavía queda mucho por hacer, ahora comienza una nueva etapa, en la que nos proponemos fomentar importantes inversiones nacionales y extranjeras en la Zona Especial de Desarrollo Mariel" recalcó Castro.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada