Brasil: niño con agujas en cuerpo tendrá segunda cirugía

BRASILIA ( AP). Un niño brasileño de dos años, cuyo padrastro le insertó decenas de agujas en el cuerpo en un macabro ritual para vengarse de la madre del menor, será operado nuevamente el miércoles para retirar tres piezas metálicas en la región abdominal, informó el lunes el hospital de Salvador.

El menor fue operado de emergencia el viernes para sacar las agujas que tenía en el tórax, debido a que una de las piezas había perforado el corazón y provocó una infección. El hospital dijo que se recupera satisfactoriamente de la operación.

Entre tanto, un nuevo caso de un niño de dos años con agujas introducidas en el cuerpo fue revelado el lunes en una pequeña localidad del interior del estado norteño de Maranhao.

El caso había sido detectado en agosto cuando el menor fue hospitalizado y se encontraron en su abdomen siete agujas, dos de las cuales ya fueron retiradas. El menor permanece bajo custodia de sus abuelos paternos mientras la policía investiga a los padres y abuelos maternos, reveló la red de televisión Globo.

La nueva cirugía se realizará en el hospital Ana Neri de la ciudad nororiental de Salvador, para retirar tres agujas, dos de ellas en el intestino y una en la vejiga.

" El se encuentra estable, se alimenta bien y la infección está controlada, aunque continúa en la unidad de cuidados intensivos porque la cirugía cardíaca fue delicada", explicó a la AP Susy Moreno, portavoz del hospital.

Tras la operación del miércoles, habrá una tercera intervención para sacar las piezas metálicas en la columna, aunque los médicos podrían intentar retirar una que se encuentra en el hígado, según Moreno.

El padrastro del niño, el albañil Roberto Carlos Magalhaes, confesó en una entrevista televisiva que llenó el cuerpo del niño de agujas con ayuda de su amante, con la intención de matarlo para vengarse de la madre, con la cual dijo que reñía todo el tiempo.

Magalhaes dijo que había dopado al niño dándole vino mezclado con agua, y luego le insertó las agujas en su cuerpo mientras su amante sostenía al menor.

" Hice esto dos o tres veces a la semana durante un mes", dijo Magalhaes en una entrevista con el programa " Fantástico" de la cadena Globo TV el domingo desde la prisión en el estado nororiental brasileño de Bahía.

El niño estaba demasiado ebrio por la mezcla de vino con agua como para llorar cuando le encajaban las agujas, pero comenzó a sentir dolor tan pronto como se le pasó el efecto del alcohol, dijo Magalhaes.

" Era realmente un sufrimiento insoportable. Se lo iba a devolver a su madre y pensé que las agujas avanzarían dentro de su cuerpo y lo matarían. Sería una manera de matarlo sin que nadie lo descubriera", agregó.

Sin embargo, el dolor hizo que el pequeño se quejara ante su madre y el 10 de diciembre lo llevó al hospital donde una radiografía reveló que había aproximadamente 30 agujas alojadas en su cuerpo.

Junto a Magalhaes está detenida su amante Angelina Ribeiro dos Santos, 47 años, quien habría inducido al albañil a intentar matar al niño, así como Maria dos Anjos Nascimento, una " santera" que practicaba el candomblé, una religión de origen africano.

Según la policía, Nascimento " bendecía" las agujas que insertaban en el cuerpo del niño y preparaba el vino con el cual era embriagado.

La policía de Ibotirama, donde ocurrieron los hechos en el interior de Bahia, dijo el lunes que prorrogó la prisión preventiva de los tres detenidos para continuar las investigaciones del caso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes