Brasil endurecerá sanción por espionaje telefónico

BRASILIA (AP). Brasil endurecerá las sanciones contra funcionarios públicos que incurran en intervenciones telefónicas clandestinas, en respuesta a un escándalo tras revelarse que conversaciones de jueces, ministros y legisladores fueron grabadas ilegalmente, anunció el jueves el gobierno.

El ministro de Justicia, Tarso Genro, dijo que envió al presidente Luiz Inacio Lula da Silva el proyecto de ley que contempla la posibilidad de despedir al funcionario que incurra en espionaje telefónico.

"Es necesario fortalecer la represión de ese tipo de comportamiento", declaró Genro a periodistas tras una conferencia sobre violencia y paz celebrada en Brasilia.

Sin ofrecer mayores detalles de la propuesta, Genro se quejó de que la ley actual no prevé sanciones para los funcionarios públicos que incurran en espionaje telefónico.

"No hay ninguna pena específica de destitución de funcionarios que usan o facilitan la intervención ilegal", admitió Genro al defender la necesidad de endurecer la ley. "No incurre en improbidad administrativa y por lo tanto no tiene vedada su posibilidad de participar en elecciones".

Lula pidió a Genro elaborar una nueva propuesta para sancionar el espionaje telefónico luego de que la revista Veja publicó el sábado que supuestos miembros de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) intervinieron los teléfonos de altos funcionarios públicos, incluido el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), Gilmar Mendes.

La revista publicó un trecho de una conversación telefónica de Mendes con el senador opositor Demóstenes Torres. Ambos confirmaron que el trecho corresponde a su conversación.

Autoridades del gobierno aseguraron que Abin como institución no está involucrada en el espionaje telefónico, pero admitieron que sus agentes lo pudieron hacer por su cuenta.

Aunque algunos legisladores plantearon la necesidad de que los periodistas que obtienen información de este tipo revelen sus fuentes, Genro negó que ese tema esté contemplado dentro de la ley.

"La prensa tiene un abrigo constitucional, que es el secreto de fuente", explicó Genro. "Eso no puede ser tocado por la ley ni debe".

La revelación de las intervenciones telefónicas provocó un escándalo que llevó a la separación temporal de la cúpula de la Abin mientras la policía federal investiga el caso.

El senador Torres prestó declaraciones el jueves a la policía federal como parte de las investigaciones del caso.

Al salir de la sede policial, Torres anunció que en los próximos diez días presentará un proyecto para crear un organismo formado por legisladores para supervisar el trabajo de la Abin y evitar que sus agentes incurran en excesos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes