Brasil: médicos retiran 14 agujas de cuerpo de niño

BRASILIA ( AP). Un equipo de médicos retiró el miércoles 14 agujas del vientre de un niño brasileño de dos años cuyo padrastro le insertó las piezas en un macabro ritual para vengarse de la madre del menor, informó el hospital.

El niño fue sometido a una cirugía de más de tres horas y mostró buenas condiciones después de la intervención, reveló Susy Moreno, portavoz del hospital Ana Neri en la ciudad nororiental de Salvador.

Entre tanto, la policía del estado de Bahía informó que el padrastro del menor, el albañil Roberto Magalhaes de 30 años, fue formalmente acusado junto a su amante, Angelina Ribeiro dos Santos, 47, de intento de asesinato del niño.

Una tercera persona, la " santera" María dos Anjos Nascimento, continúa bajo investigación como cómplice del intento de matar al pequeño. Ella es sospechosa de preparar una mezcla de vino y agua con el cual doparon al niño para que Magalhaes le insertara las agujas a lo largo de un mes.

La cirugía del miércoles permitió retirar las piezas metálicas de los intestinos y la vejiga del menor, indicó Moreno en una consulta telefónica.

" El niño salió bien de la operación y fue trasladado a la unidad de tratamiento intensivo para continuar su recuperación", dijo Moreno.

Se trató de la segunda operación al niño, cuya identidad no se ha revelado por causa de su edad, luego de que el viernes se efectuó una intervención quirúrgica delicada para sacar agujas de su caja toráxica, una de las cuales había perforado el corazón y otra se insertó en un pulmón.

Una tercera operación está prevista para la próxima semana para sacar varias piezas metálicas de la columna vertebral.

Magalhaes, el padrastro del niño, confesó haber insertado las agujas en el cuerpo del pequeño con ayuda de su amante, Ribeiro dos Santos, con la intención de matar al menor como una forma de vengarse de la madre del pequeño, quien reclamaba de su relación extramarital.

Magalhaes y Dos Santos se encuentran presos en una ciudad no revelada del estado nororiental de Bahía, a donde fueron transferidos luego de que una multitud intentó agredirlos en la localidad de Ibotirama, donde ocurrieron los hechos.

Entre tanto, la policía del estado norteño de Maranhao detuvo el miércoles a un hombre no identificado, como principal sospechoso de insertar siete agujas en el cuerpo de otro niño de dos años. Dos de las agujas ya fueron retiradas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes