Brasil reduce deforestación en Amazonia en dos décadas

BRASILIA (AP). La deforestación en la Amazonia brasileña entre agosto de 2008 y julio de 2009 registró 7,000 kilómetros cuadrados, su nivel más bajo en dos décadas, anunció ayer miércoles el gobierno.

Según el director del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe), Gilberto Cámara, el nivel de destrucción del bosque húmedo en el último año alcanzó 45% menos que el período inmediatamente anterior, cuando fue de 12,900 kilómetros cuadrados.

"Es una baja sustancial, de lejos la más baja desde que el Inpe comenzó la observación en 1988", declaró Cámara en una ceremonia encabezada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Indicó que las cifras han venido cayendo desde 2004, cuando alcanzó el nivel de deforestación más alto, con 27,000 kilómetros cuadrados.

El índice más bajo había sido registrado en 1991, con 11,030 kilómetros cuadrados, según datos del Inpe, que indicó que los datos tienen un margen de error de 10% hacia arriba o abajo.

"Es un momento de mucha alegría comprobar que el esfuerzo de la sociedad brasileña de contener la deforestación de la Amazonia alcanzó un nivel muy satisfactorio", agregó Cámara.

Para Paulo Gustavo, director de política ambiental de la organización Conservación Internacional, uno de los factores que ayudó a la disminución fue la baja en el precio de productos básicos, que redujo la presión de grupos que buscan expandir la frontera agrícola en el bosque húmedo.

"El control policial ha mejorado un poco, ha habido éxito en controlar la deforestación", comentó Gustavo. "Pero el principal factor es la caída en los precios de productos básicos, que son el principal factor en la aceleración o reducción de la deforestación".Los logros brasileños por contener la deforestación en el bosque húmedo que cubre el norte del país fueron elogiados por el ministro noruego del Medio Ambiente, Erik Solheim, quien visitó Brasil esta semana.

"Brasil es un líder mundial en acciones por contener la destrucción del bosque húmedo", dijo Solheim a AP. Brasil va muy bien y avanza rápidamente, es un país en el que se puede confiar, pero necesita apoyo internacional".

Noruega anunció el año pasado una contribución de 1,000 millones de dólares a un fondo brasileño para la preservación de la Amazonia, del cual desembolsó este año cerca de 100 millones de dólares.

Solheim indicó que las contribuciones están condicionadas a una disminución comprobada de la reducción en la tala del bosque, y dijo que está muy satisfecho por los resultados alcanzados por el país sudamericano.

Brasil se propuso disminuir la destrucción de la Amazonia en 80% hasta 2020, tomando como base el nivel de deforestación de 2005, como uno de sus compromisos ante la conferencia de la ONU sobre cambio climático, que se celebrará en diciembre en Copenhague.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes