Brasileña atacada en Suiza no estaba embarazada

ZURICH (AP). La mujer brasileña que dijo haber sido atacada por neonazis suizos no estaba embarazada de mellizos como ella afirma, expresó hoy viernes la policía suiza y un médico forense insinuó que las heridas serían "autoinflingidas".

Pero en Brasil, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva reaccionó indignado por la agresión ocurrida el lunes en Zurich. "Nosotros no podemos aceptar y no podemos callar frente a tamaña violencia contra una brasileña en el exterior", comentó Lula el jueves en la noche en la ciudad nororiental de Recife.

"Brasil ha sido un ejemplo de cómo vivir con extranjeros. Lo que queremos es que ellos respeten a los brasileños, como nosotros los respetamos aquí, como nosotros los tratamos bien aquí", expresó Lula.

El jefe de medicina forense de la Universidad de Zurich, Walter Baer, dijo que "cualquier médico forense experimentado no vacilaría en suponer que fue un caso de heridas autoinfligidas".

Paula Oliveira, abogada de 26 años, había dicho que perdió a sus mellizos en un ataque de "cabezas rapadas", pero el viernes la policía declaró que no estaba claro si las heridas sufridas fueron obra de agresores o autoinfligidas.

Oliviera dijo haber sido atacada el lunes por tres "cabezas rapadas", uno con un símbolo nazi en la frente, cerca de una estación de trenes en Zurich cuando regresaba a su casa. Se han difundido fotos de su abdomen y piernas pintadas con las insignias de un partido derechista suizo.

El ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Celso Amorim, advirtió el jueves que la agresión tenía indicios xenofóbicos, lo que en su criterio constituye un agravante, y urgió que ese aspecto sea investigado por la policía suiza.

La comisión de derechos humanos de la Cámara de Diputados en Brasilia advirtió en un comunicado que las características del ataque "evidencian los peligros de las políticas regresivas contra la inmigración que la Unión Europea y estados europeos vienen ejecutando. Tales políticas estimulan desde reacciones discriminatorias hasta ataques brutales, como el que sufrió Paula".

El padre de la joven, Paulo Oliveira, dijo al diario Folha de S. Paulo que agentes policiales visitaron a la agredida la noche del jueves para disculparse por el trato que recibió a manos de las autoridades, que sugirieron que ella se habría auto infligido las heridas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes