Brote de infección mortífera preocupa en Brasil

SAO PAULO ( AP). El brote en Brasil de una bacteria resistente a los antibióticos puso en alerta a las autoridades el martes, mientras las autoridades mundiales de la salud reclaman una acción expeditiva para contener la propagación de esa infección mortífera en los hospitales en todo el mundo.

Las autoridades brasileñas dicen que se han vinculado por lo menos 18 muertes con la infección este año en la capital Brasilia y que 138 personas infectadas permanecen hospitalizadas.

El brote en Brasil sucede a otros en Israel en 2007 y Puerto Rico en 2008, según el Centro para Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos.

" No hay motivo de pánico, pero hace falta un llamado a la acción", afirmó Denise Cardo, directora de la división de infecciones hospitalarias en el Centro. " Estamos viendo un aumento de las infecciones hospitalarias en los últimos años y, si los profesionales de la salud no actúan ahora, será cada vez más difícil contenerlas en el futuro".

La Klebsiella pneumoniae carbapenemase, o KPC, es una enzima que anula la efectividad de los antibióticos modernos, infectando a pacientes que han sido sujetos a procedimientos invasivos. La mayoría de los casos se ven en pacientes de unidades de terapia intensiva.

La KPC fue identificada por primera vez a fines de los años 90, según el Centro, y desde entonces casi 35 estados han reportado casos de la infección. Chicago y Nueva York reportaron brotes de KPC recientemente, y también se han visto casos en Colombia, Grecia, Francia y China.

Cardo dijo que las infecciones causadas por la bacteria que produce KPC son muy difíciles de tratar y tienen una tasa de mortalidad de un 40%. La KPC suele hallarse en los intestinos del paciente y las infecciones son comúnmente neumonía e infecciones del aparato urinario.

Agregó que las medidas de higiene básica pueden ayudar a prevenir la propagación de la infección en hospitales, junto con el aislamiento de los pacientes infectados y un mejor control del uso de antibióticos.

" Parece que los profesionales de la salud no toman estas amenazas seriamente", dijo Cardo a la Associated Press. " Estos brotes podrían llegar a ser cada vez más comunes y más difíciles de tratar si quienes trabajan en los hospitales no empiezan a prestar más atención a las medidas preventivas, no solamente cuando se produce un brote sino todo el tiempo".

La agencia nacional brasileña de vigilancia sanitaria anunció el martes una nueva regulación que requiere a todos los hospitales y clínicas suministrar y obligar al uso de alcohol para limpiar las manos de todos quienes entren a una unidad sanitaria, método considerado por la agencia como " el medio más importante y barato" para controlar infecciones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes