Buque de exploración y 2 mini-submarinos buscarán avión

PARIS ( AFP). El buque francés de exploración submarina " Pourquoi pas?", equipado de dos mini-submarinos, llegará dentro de unos ocho días a la zona donde desapareció el Airbus A330 de Air France para participar en la búsqueda de los restos del aparato, informó hoy miércoles el Instituto Francés de Investigación para la Explotación del Mar (IFREMER).

El navío científico, que se encontraba en operaciones en el archipiélago de las Azores, transporta un submarino, el "Nautile", que puede llevar tres tripulantes especializados en las búsqueda a grandes profundidades y un robot, el "Victor 6000", ambos capaces de operar hasta 6,000 metros de profundidad.

El "Nautile" es una esfera de cinco metros cúbicos, que alberga parte del material electrónico de mando, desde donde operan un observador y dos pilotos, y de un armazón que contiene baterías, motores, flotadores, cinco cajas con material electrónico y otros equipos, todo rodeado por un casco de plástico.

Puede desplazarse a una velocidad de unos 1,5 nudos en inmersión y está dotado de dos brazos y una "canasta" para almacenar las muestras o los objetos recogidos, además de numerosos equipos de iluminación, de fotografía y vídeo, con una autonomía de alrededor de 5 horas.

El " Nautile" cuenta también con un pequeño robot a control remoto, "Robin", que fue desarrollado a partir de 1986 para la exploración de los restos del "Titanic" y que puede acceder a los lugares a los que el submarino no puede.

El " Víctor 6000" es un aparato operado a control remoto provisto de un módulo científico intercambiable y conectado a la superficie por un "cordón umbilical" de 8,500 metros.

Puede efectuar trabajos de batimetría fina, recoger muestras, captar imágenes de alta calidad y operar diversos aparatos y equipos científicos, con una autonomía de 72 horas bajo el agua.

El buque de exploración " Pourquoi pas", que opera por cuenta de IFREMER y de la Marina Nacional francesa, posee instrumentos para establecer una cartografía del fondo marino hasta 6,000 metros de profundidad en una franja de 20 km de ancho, medidores de corrientes hasta 1,000 metros y una sonda de sedimentos.

Otro de los sistemas utilizados por IFREMER es una suerte de sonar llamado "pinger", que sumergido es capaz de detectar la señal de radio emitida por las balizas de los registradores de vuelo o cajas negras.

Un responsable de IFREMER explicó que según las informaciones que disponen sobre la potencia y la frecuencia de las balizas, éstas sólo pueden ser detectadas a unos 1,500 m cuando se opera bajo la superficie del mar.

" Vamos a tener que sumergir el "pinger" con un cable a unos 2,000 o 3,000 metros, teniendo en cuenta la profundidad del fondo en la zona", señaló.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes