Bush dice que EU se opone firmemente a represión de China

BANGKOK (AP). Mientras todos los ojos están puestos en Beijing, el presidente George W. Bush le dijo abiertamente a China que Estados Unidos mantiene una "oposición firme" a la manera en que el gobierno comunista reprime a sus propios ciudadanos, un reproche entregado en el corazón de Asia cuando están por inaugurarse los Juegos Olímpicos.

Bush equilibró su reprimenda con elogios para las reformas de mercado aplicadas por el gobierno chino, reflejando el delicado equilibrio que Bush busca alcanzar con la potente nación asiática.

"Hablamos abiertamente a favor de una prensa libre, de la libertad de reunión y de los derechos laborales, no para oponernos a los líderes de China, sino porque confiar en ciudadanos con más libertades es la única manera en la que China desarrollará todo su potencial", afirmó Bush, según el texto difundido de antemano del que quizás sea su último discurso importante de su gira por tres naciones de Asia.

"Y nosotros promovemos la apertura y la justicia no para imponer nuestras creencias, sino para permitir que el pueblo chino expresen las suyas", agregó el presidente.

"Estados Unidos mantiene su oposición firme a la detención en China de disidentes políticos, activistas de los derechos humanos y activistas religiosos", agregó el mandatario que dejará la Casa Blanca a fines de año.

La Casa Blanca difundió el texto del discurso del presidente casi 18 horas por adelantado, cuando Bush viajó a Tailandia desde Corea del Sur. Bush pronunciará su discurso el jueves en Tailandia, antes de partir a Beijing el mismo día.

Pero su mensaje ciertamente causará irritación en China, cuyo gobierno ya ha criticado a Bush por entrometerse en sus asuntos al darle la bienvenida a disidentes chinos en la Casa Blanca antes de los juegos olímpicos.

"El liderazgo en Beijing casi seguramente encontrará sus comentarios irritantes o inaceptables", afirmó Sophie Richardson, directora de abogacía en Asia para la organización humanitaria Human Rights Watch. "Pero ellos entenderán claramente que Estados Unidos no impondrá ninguna consecuencia real si ellos no tienen ningún avance en cuanto a derechos humanos", agregó.

El discurso es un resumen de lo que Bush ha calificado como su "compromiso más fuerte" con un continente asiático estratégicamente crucial, pero llamaron la atención sus comentarios sobre China, los más críticos que haya hecho públicamente.

En su discurso preparado, Bush afirma que él ha construido una buena relación con los gobernantes de China _ por ejemplo, a través de la oposición a la independencia de Taiwán, la cooperación en negociaciones sobre el programa nuclear de Corea del Norte y la cooperación económica _, o que le ha permitido ser "honesto y directo" en asuntos internos delicados.

"He hablado clara, cándida y consecuentemente con los líderes de China sobre nuestras preocupaciones profundas sobre la libertad religiosa y los derechos humanos", agrega Bush en el texto preparado.

Bush tiene planeado pronunciar estas palabras el jueves por la mañana ante una multitud de diplomáticos extranjeros, líderes gubernamentales tailandeses y líderes empresariales, que se reunirán en un centro de convenciones en Bangkok. Bush tomará entonces el avión presidencial para volar horas después a China.

Horas antes, durante una conferencia de prensa en Seúl con el presidente surcoreano Li Myung-bak, Bush dijo que la represión del gobierno chino contra los disidentes antes de los Juegos Olímpicos ha sido "un error".

Bush llegó a Bangkok el miércoles por la tarde y de inmediato sostuvo una reunión con el primer ministro tailandés, Samak Sundaravej.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes