CNT se apresta a proclamar "liberación" total de Libia

TRÍPOLI (AFP). Los libios esperaban este viernes que los insurgentes que derrocaron a Muamar Gadafi proclamen la "liberación" total del país, tras la muerte del ex "Guía" en la batalla de Sirte, su último reducto.

Los países de la OTAN se reunirán por su lado en Bruselas para debatir el fin de su misión en Libia, iniciada en marzo, tras la aprobación de una resolución de la ONU que autorizaba los bombardeos para proteger a la población civil de la contraofensiva de las tropas de Gadafi.

Francia -que con Gran Bretaña y Estados Unidos encabezó la intervención- estimó que la operación de la Alianza Atlántica podía considerarse como "terminada".

El ex líder de 69 años, en el poder desde hacía 42, se hallaba prófugo desde la caída de Trípoli a fines de agosto. Fue capturado vivo el jueves cerca de Sirte (este), su ciudad natal, y ultimado a balazos poco después, en circunstancias aún poco claras.

Se trata del primer dirigente que pierde la vida en las tumultuosas rebeliones de la "Primavera Árabe" que desde su inicio en diciembre pasado ya provocó la caída de tres añejos dictadores -el tunecino Ben Alí, el egipcio Hosni Mubarak y Gadafi- y que tiene en jaque a los gobernantes de Siria, Yemen y Bahréin.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos pidió el viernes una investigación sobre las circunstancias de la muerte del ex dirigente libio.

"Las circunstancias (de la muerte) todavía no son claras. Consideramos que se requiere una investigación", dijo el portavoz del Alto Comisionado, Rupert Colville.

Según el "primer ministro" del nuevo régimen, Mahmud Jibril, Gadafi murió de un balazo en la cabeza durante un tiroteo entre sus fuerzas y las del Consejo Nacional de Transición (CNT).

"Cuando lo encontraron, estaba bien de salud y llevaba un arma", y fue conducido a una camioneta, relató Jibril.

Pero "al arrancar el vehículo, se vio implicado en un tiroteo entre combatientes pro Gadafi y revolucionarios y murió de un disparo en la cabeza", añadió.

"Gadafi fue arrestado. Está gravemente herido, pero todavía respira", había declarado

El comandante de las fuerzas del nuevo régimen, Mohamed Leith, dijo que "Gadafi viajaba en un jeep cuando los rebeldes abrieron fuego. Trató de escapar y se refugió en un caño de saneamiento".

Según ese relato, los combatientes del CNT "abrieron fuego otra vez y él salió con un Kalashnikov en una mano y una pistola en la otra; (...) los rebeldes abrieron fuego otra vez, hiriéndolo en la pierna y el hombro. Después murió".

Uno de los hijos de Gadafi, Muatasim, también fue encontrado muerto en Sirte, dijo Leith.

Otro hijo del ex "Guía", Saif al Islam, es objeto de un mandato de detención internacional por crímenes contra la humanidad.

El ministro francés de Defensa, Gérard Longuet, anunció que aviones franceses identificaron y "pararon" el convoy en el que iba Muamar Gadafi, atacado también por un avión estadounidense sin piloto.

El anuncio de la muerte de Gadafi provocó escenas de júbilo en todo el país.

De Trípoli a Bengasi (este), donde comenzó la revuelta a mediados de febrero, los disparos al aire de armas livianas y ametralladoras prosiguieron hasta tarde en la noche.

La comunidad internacional consideró que la muerte de Gadagi abre una nueva era en el país petrolero norafricano y llamó a la reconciliación de los libios.

El presidente francés Nicolas Sarkozy exhortó el viernes al pueblo libio al "perdón", a la "reconciliación" y a la "unidad".

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este jueves que la muerte de Muamar Gadafi puso "fin a un capítulo largo y doloroso" para el pueblo libio y demuestra, además, que los "regímenes de mano dura" en la región están condenados al fracaso.

El CNT anunció que la proclamación de la "liberación" total de Libia se haría el viernes o el sábado, poniendo así fin a un conflicto que duró ocho meses y que costó la vida a unas 30.000 personas.

Reconocido por la ONU y por más de sesenta países como representante legítimo del pueblo libio, el CNT hizo público a comienzos de septiembre una "declaración constitucional", una hoja de ruta hacia una nueva "Libia libre".

Este documento prevé la instalación de un gobierno de transición en un plazo máximo de un mes después de la proclamación de la liberación, que deberá organizar en ocho meses elecciones generales y entregar sus poderes a la Asamblea electa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes