Calidad de hierro y hormigón explican amplitud de daños

PUERTO PRINCIPE ( AFP). " La mala calidad del hormigón y aún más la del hierro explican la amplitud de los daños" causados por el sismo en Puerto Príncipe, dijeron a la AFP dos arquitectos que examinaron durante tres días decenas de edificios públicos en esta ciudad.

El lunes planeaban visitar la central eléctrica de la sociedad EDH, porque los empleados tienen miedo de regresar a este edificio -ampliamente dañado- antes de conocer la opinión de expertos.

De su peritaje dependerá seguramente el restablecimiento de la electricidad en la ciudad.

El sábado, visitaron el Liceo francés de la ciudad. " Es un edificio bien construido, no hay ningún problema, dimos la luz verde para que se instale allí un hospital de campaña", explica a Patrick Coulombel.

" También evaluamos el hospital del centro CDTI, y observamos que ese edificio tenía un defecto de concepción debido a demasiadas aberturas en la planta baja", explica al arquitecto Serge Guno.

" Aconsejamos cerrar las habitaciones, pero como los cirujanos tienen los quirófanos en los pasillos, dimos nuestro visto bueno pero con fuertes reparos, porque nuestro temor son las réplicas", declaró Guno.

Miembros de una fundación que trabaja en la emergencia, ambos arquitectos también hicieron un peritaje al hotel Creole y pidieron cerrar la sala donde se había instalado un grupo de periodistas.

" Al menor movimiento, esta sala, que parecía en buen estado, se derrumbará", explicó Coulumbel.

" En todo los edificios visitados que se derrumbaron o amenazan con hacerlo, la mala calidad del hormigón y el hierro es la principal responsable", agregó.

" Los hierros eran malos, podíamos retorcerlos con la mano y eran lisos mientras que un buen hierro es estriado, en cuanto al hormigón, la proporción de cemento estaba mal dosificado, eso sin hablar de la mala calidad de los demás agregados", según Coulombel.

" Para ahorrar, se utiliza un mal acero, se utiliza menos cemento del necesario...Esto es muy técnico, complicado y aquí falta gente capacitada para hacer un hormigón de calidad", añadió.

Según el experto, hay que evitar edificios demasiado extendidos, reflexionar sobre la forma de las construcciones, como las pirámides, que no se caen. " Aunque no todo el mundo quiere vivir en una pirámide". En Haití, 60% de las construcciones no respetan las normas, estimaron los dos arquitectos.

El lugar de la construcción también es importante, estima Guno, que trabaja en Martinica.

" Los haitianos no son los únicos que cometen errores, en Martinica, el colegio Dillon 2 fue levantado hace 18 años sobre una falla" tectónica, precisó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes