Cámara de Diputados de Brasil aprueba intervención militar

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó dejar bajo control militar a las fuerzas de seguridad de Río de Janeiro a fin de combatir la creciente delincuencia en esa ciudad.

Los militares empezaron a apostarse el viernes, pero el decreto presidencial aún necesitaba la aprobación del Congreso. La Cámara de Diputados la aprobó la medida el martes por la mañana, y el Senado la debatirá más tarde.

En horas de la noche la policía y las fuerzas armadas ocuparon posiciones estratégicas en Río en el primer gran operativo de seguridad desde el cambio de mando.

Se veían vehículos blindados patrullando un vecindario de la Bahía de Guanabara mientras lanchas patrullaban las aguas. Soldados y policías erigieron puestos de control vial y revisaron todos los vehículos que entraban o salían.

Los agentes asumieron posiciones en las vías que comunican a Río con el resto del país a fin de evitar el ingreso de drogas, armas ilegales o bienes robados, dijo el portavoz militar coronel Roberto Itamar. En el operativo participan unos 3.000 efectivos.

La operación ya estaba planeada antes de que el comandante militar se hiciera cargo de la situación y él todavía no ha revelado plan alguno para hacerle frente a la ola de violencia en Río. La inseguridad en Río ha ido en aumento en años recientes en medio de una grave crisis fiscal para el estado.

Itamar aseguró que el operativo militar irá más allá de la mera presencia de soldados en las calles.

"La población verá una mejoría en las acciones de las instituciones que constitucionalmente son las responsables de velar por la seguridad pública en Río de janeiro”, dijo el militar en entrevista con la AP.

El decreto ha causado cierto desasosiego en Brasil, que vivió una dictadura militar entre 1964 y 1985, debido a temores de que los militares cometerán abusos como ha ocurrido en el pasado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes