Camboya se viste de luto para recordar a muertos en estampida

PHNOM PENH, Camboya (AP). Camboya inició el jueves un día de duelo nacional que quedó marcado por las lágrimas del primer ministro del país, quien presidió una ceremonia en el lugar donde cientos de personas murieron durante una estampida.

El primer ministro Hun Sen lloró mientras encendía velas e incienso en un estrecho puente en el que miles de personas que acudían a un festival el lunes entraron en estado de pánico y acabaron tropezando las unas contra las otras.

La ceremonia de oración se llevó a cabo en el río Bassac, en la capital de Phnom Penh, y en ella participaron la esposa de Hun, Bun Rany, y los más altos cargos del gobierno.

Banderas alrededor del país se izaron a media asta y una ceremonia budista fue programada para más tarde durante el día.

Ha habido confusión a la hora de establecer el saldo de muertos tras la tragedia. Las últimas cifras señalaban que los muertos fueron 347 y los heridos 395, lo que representan números menores a los oficiales presentados previamente.

La investigación sobre la estampida concluyó inicialmente que el pánico se desató cuando el puente repleto de gente empezó a balancearse. Algunos empezaron a gritar que la estructura iba a colapsar. Otros empujaban y hasta saltaron a medida que el pánico se apoderaba de la multitud.

"La gente se asustó cuando vieron a otros caerse, y empezaron a correr cuando oyeron gritos de que el puente iba a colapsar", dijo el comisario de Policía Touch Naroth a AP Televisión el miércoles.

El funcionario que está investigando el accidente presentará un reporte final la semana que viene, dijo el jueves Om Yentieng, un miembro del comité investigador. Indicó que cifras previas no eran correctas debido a los reportes al mismo tiempo realizados por varias organizaciones.

Hun Sen describió la estampida como la tragedia más grande desde el reinado del terror de los comunistas del Jemer Rojo, que se calcula dejó a unos 1,7 millones de muertos a finales de la década de los 70.

Durante el día de duelo nacional, el ministerio de Turismo pidió a negocios de entretenimiento, como bares y discotecas, que cerraran sus puertas.

La estampida ocurrió durante las celebraciones de tres días de una festividad que marca el final de la época de los monzones. Se calcula que hasta dos millones de personas viajan a la capital.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes