Cameron, determinado a reformar la UE a pesar de Juncker

El primer ministro británico, David Cameron, manifestó hoy su determinación para reformar la UE y apostó por trabajar con Jean Claude-Juncker pese a su fuerte oposición al luxemburgués como presidente de la Comisión Europea (CE).

Cameron explicó hoy en la Cámara de los Comunes el resultado de la cumbre del viernes en Bruselas, en la que el "premier" fue derrotado al no poder evitar la designación de Juncker, al que considera un político de la "vieja guardia" y un obstáculo para las reformas que busca en la Unión Europea (UE).

En una acalorada sesión parlamentaria, el líder de la oposición laborista, Ed Miliband, acusó al primer ministro de haber sufrido una "absoluta humillación" en Europa al no poder convencer a sus principales socios comunitarios sobre Juncker.

Sin embargo, Cameron insistió en que la UE debe "cambiar" y se mostró convencido de que, a pesar de la derrota, "se podrán conseguir, con determinación", las reformas que aspira.

El político conservador está ansioso por materializar cambios en la UE -como inmigración o Justicia- antes de convocar a finales de 2017 el prometido referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE, siempre que su formación gane las generales de 2015.

En los Comunes, Cameron reconoció las dificultades que se le presentan al Reino Unido por la designación del exprimer ministro luxemburgués, pero confió en poder concretar lo que busca.

"Tenemos que trabajar con el nuevo presidente de la comisión, como siempre lo hacemos para asegurar nuestros intereses nacionales", explicó el jefe del Gobierno.

El "premier", que defendió que el Reino Unido será la "voz" de los que buscan un cambio en Europa, reconoció que la UE "retrocedió" al elegir al luxemburgués, con el que habló anoche por teléfono para felicitarle por su elección al frente del ejecutivo comunitario.

"Siempre habrá enormes desafíos en la larga campaña para reformar la Unión Europea, pero con determinación, creo que lo podemos conseguir", insistió Cameron, que afrontaba duras presiones del ala euroescéptica de su formación para mostrar firmeza frente a la UE.

Cameron añadió que el Consejo Europeo podría haber encontrado un candidato que gozara del apoyo de todos los estados de la UE, y calificó la cumbre del viernes de "mal día para Europa".

La oposición laborista cuestionó la habilidad negociadora de Cameron al haberse quedado prácticamente solo en su insistente campaña para evitar la llegada de Juncker a la CE.

"Usted ha vuelto al Reino Unido habiendo fracasado. No un pequeño fracaso, sino un terrible fracaso", dijo Miliband.

"Usted perdió por 26 votos a dos (...) Su partido puede pensar que esto representa un aislamiento espléndido. No lo es. Es una absoluta humillación", afirmó el líder laborista.

Miliband le dijo a Cameron que en lugar de construir alianzas en Europa, las ha "quemado" y resultó ser un político "derrotado".

Solo el Reino Unido y Hungría rechazaron proponer al Parlamento Europeo (PE) el nombre del expresidente del Eurogrupo y ex primer ministro de Luxemburgo, representante del partido más votado en los recientes comicios europeos, el Popular Europeo (PPE).

La semana pasada el primer ministro dijo que el viernes fue "un mal día para Europa" y que la UE lamentará la elección de Juncker.

En un artículo publicado hoy en el diario "The Daily Telegraph", Cameron justificó que en la cumbre estaba en juego un "principio importante" que había que defender, "incluso si significaba estar aislado porque a veces es posible estar aislado y tener razón".

El "premier" británico reclama antes reformas en la UE, relativas a la modificación de la libre circulación de trabajadores y en materia de Justicia. 


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7