Campaña de tráfico durante el Mundial interceptó a 30.000 conductores ebrios

Más de 30.000 conductores chinos fueron interceptados con altos índices de alcoholemia, en los controles especiales que la policía del país asiático ha dispuesto desde que el pasado 13 de junio se iniciara La Copa del Mundo Brasil 2014, según informó la agencia oficial Xinhua.

La mayoría de los partidos de Brasil 2014 se disputan en horas que para China son de madrugada, por lo que muchos aficionados del país gustan de ver los encuentros en bares y restaurantes que durante el campeonato colocan pantallas gigantes en sus establecimientos; y algunos regresan a casa en estado de ebriedad, por lo que la policía lanzó esta campaña de tráfico.

En la madrugada del domingo al lunes, cuando se disputará (horario chino) la final entre Alemania y Argentina, los servicios de policía de diversas ciudades chinas ya han advertido que aumentarán los controles de alcoholemia.

Se harán, sobre todo, en las inmediaciones de bares, restaurantes, hoteles y karaokes, donde muchos aficionados se darán cita para apoyar a su equipo favorito, que en esta ocasión, según algunas encuestas oficiosas, es el combinado nacional alemán.

En los pasados Mundiales de Sudáfrica 2010, donde muchos encuentros también se disputaron de madrugada para el horario chino, hubo en China 225 accidentes relacionados con el consumo de alcohol durante los partidos. Unos siniestros en los que se registraron 91 muertos y 247 heridos. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7