Campesinos colombianos bloquean vía por erradicación de cultivos ilícitos

Bogotá, 16 sep (EFE).- Campesinos del municipio colombiano de Sardinata, en el departamento de Norte de Santander, frontera con Venezuela, taponaron una carretera del sector como protesta porque el Gobierno erradica cultivos de coca en la región, informaron hoy medios locales.

Según RCN Radio, cerca de 600 campesinos bloquean la vía a la altura del caserío San Martín de Loba en el kilómetro 30 de la vía que comunica a Cúcuta, la capital departamental, con Ocaña.

En la región Catatumbo se incrementó el pie de fuerza militar para lograr erradicar los cultivos ilícitos, pues es una de las zonas del país que más tiene.

Allí opera el Ejército de Liberación Nacional (ELN), al igual que bandas de narcotraficantes y el Frente Libardo Mora Toro, un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL), al que el Gobierno considera una banda dedicada al narcotráfico.

El presidente de la Coordinadora de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana, Wílder Mora dijo que esperan la llegada de cerca de 30.000 campesinos para bloquear otras vías y con ello presionar la salida del Ejército de la región.

"Nos vimos en la obligación de hacernos sentir en las vías, esperamos que en el transcurso del día vayan llegando los cerca de 30.000 campesinos que se unirán a esta movilización", dijo Mora.

Igualmente le pidió al Gobierno que dialogue con ellos "la decisión que tomaron de erradicar porque el campesinado no lo va a permitir".

El municipio de Sardinata fue escogido por el Gobierno para realizar un programa piloto en el que se implementarán las estrategias de sustitución voluntaria y erradicación de cultivos ilícitos que permita una caracterización por parte de las autoridades para proteger a los pequeños cultivadores.

La protesta de los campesinos que cultivan coca se registra después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó el miércoles al Gobierno de Juan Manuel Santos con "descertificar" a Colombia por incumplir sus compromisos internacionales contra el narcotráfico.

En un memorándum enviado el miércoles pasado al secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, el presidente Donald Trump identifica a 22 países, en su mayoría latinoamericanos y caribeños, como grandes productores o plataformas para el tráfico de drogas.

Esa lista de países, que "no refleja necesariamente los esfuerzos antidrogas de sus Gobiernos o el nivel de cooperación con EE.UU.", la integran Afganistán, Bahamas, Belice, Birmania, Bolivia, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, India, Jamaica, Laos, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Perú y Venezuela.

El vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo, dijo a comienzos de semana que el país ya erradicó el 62 % de las 50.000 hectáreas de cultivos ilícitos que se fijó como meta para este año, acción que hace parte de una estrategia integral de lucha contra las drogas.

En marzo pasado, un informe de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca reveló que en Colombia hay 188.000 hectáreas cultivadas con coca y puede producir al año 700 toneladas de cocaína.

Otro estudio de ese mes de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de las Naciones Unidas indicó por su parte que la superficie dedicada al cultivo de coca aumentó en Colombia desde 69.000 hectáreas en 2014 hasta 96.000 en 2016. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7