Canadá: Buscan a hombre que mató a 3 policías

Policías canadienses tomaron control el jueves de camiones blindados privados y le dijeron a residentes locales que no saliesen a las calles mientras buscaban a un hombre que mató a tres agentes en un tiroteo en Moncton, una localidad habitualmente tranquila.

Agentes fuertemente armados de la Real Policía Montada recorrían calles y bosques en busca de Justin Bourque, de 24 años, que lucía camuflaje militar y llevaba dos fusiles en una foto dada a conocer por la policía en Twitter. Las escuelas y oficinas gubernamentales en la ciudad estaba cerradas, y los autobuses del transporte público no estaban circulando. El servicio de correos fue suspendido.

El agente de la policía montada Damien Theriault dijo que las autoridades respondieron a una llamada el miércoles por la noche sobre un hombre armado en el norte de Moncton. Tres de los agentes que respondieron a la llamada murieron y otros dos resultaron heridos.

Fueron los primeros homicidios este año en esta ciudad de 69.000 habitantes ubicada unos 290 kilómetros al este de la frontera con Estados Unidos. Theriault dijo que la ciudad no registró homicidios el año pasado.

"Hemos estado bendecidos hasta ahora", dijo Theriault a The Associated Press.

La policía dio a conocer un mapa de una vasta porción del noroeste de la ciudad, incluyendo un área boscosa, donde quiere que los residentes se mantengan en sus casas con las puertas cerradas. Familias se refugiaron en sótanos.

Las autoridades advirtieron al público que esperase encontrar barricadas y problemas de tránsito.

La policía tomó control de cuatro camiones blindados privados, dos de ellos de la firma de seguridad Brink's, para sus operaciones en el área.

Theriault estalló en llanto en la conferencia de prensa el miércoles por la noche, y dijo que conocía personalmente a los policías muertos. Incapaz de seguir hablando, se disculpó con los reporteros y concluyó la conferencia.

Los dos policías heridos estaban siendo tratados y estaban en buenas condiciones.

"Es una tragedia terrible", dijo el alcalde George LeBlanc. "Debemos unirnos como una familia para apoyar a aquellos que sufrieron pérdidas".

Actos de violencia como éste son raros en Canadá, especialmente en la costa este.

El primer ministro Stephen Harper, en Bruselas para una reunión del Grupo de los 7, ofreció sus condolencias a los familiares, colegas y amigos de las víctimas.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7