Canciller de Costa Rica explica gesto ante discurso de Temer en ONU

El retiro de la delegación costarricense de la sesión de la reciente Asamblea General de ONU antes del discurso del presidente de Brasil, Michel Temer, constituye un gesto de "inconformidad" con lo que ocurre en ese país, afirmó este jueves el canciller Manuel González en una comparecencia ante el Congreso.

"No hubo ningún desaire (hacia Temer), nos preocupa la situación en ese país (...) por supuesto es un acto político que manda un mensaje de insatisfacción, de inconformidad por hechos que hemos visto", expresó González ante una dura interpelación de diputados opositores.

González aclaró que el gesto realizado el 20 de setiembre en la apertura de la Asamblea General de la ONU, no constituyó un juicio a la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff, sino a hechos ocurridos posteriormente que a su juicio ponen en duda la democracia en ese país y sobre los que declinó detallar ante el plenario legislativo.

No obstante, el presidente Luis Guillermo Solís afirmó en una entrevista con la cadena televisiva CNN que a Costa Rica le preocupa "la violencia contra la oposición política y la posibilidad de una ley de amnistía que creo que dejaría impunes una serie de hechos que son muy cuestionables y que la justicia brasileña tendrá que atender".

Por otra parte, González rechazó que el retiro del presidente Solís y los demás integrantes de la delegación costarricense de la ONU haya estado coordinado con países del bloque latinoamericano de izquierda, integrado en el ALBA.

"No hubo coordinación, no salimos de la mano de nadie, Costa Rica actúa sola, independiente y soberana", declaró el canciller, pese a que los delegados Bolivia, Nicaragua, Venezuela y Ecuador se hayan retirado simultáneamente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7