Canciller cifra en 120 los niños y familiares sirios que llegarán a Uruguay

El ministro de Relaciones Exteriores deUruguay, Luis Almagro, confirmó que el país recibirá a un total de120 refugiados de la guerra de Siria, entre niños y familiares,informaron hoy medios locales.

"Son familias en estado de vulnerabilidad total, víctimas de unconflicto armado. Puede tratarse tanto de niños huérfanos solos,como acompañados por adultos en distintas condiciones", señaló elcanciller en declaraciones a la agencia Uruguay Press.

Almagro estimó que el proyecto de recepción de los refugiadossirios, una iniciativa lanzada por el presidente José Mujica, podríapresentarse ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para losRefugiados (ACNUR), con sede en Ginebra (Suiza), en "un par desemanas", mientras que los afectados entrarían en Uruguay enseptiembre.

Por otra parte, el canciller destacó "avances" en lasnegociaciones entre Uruguay y Estados Unidos para que el paíssuramericano acoja a seis reclusos procedentes de la prisiónestadounidense de Guantánamo (Cuba).

Los seis presos estarían seleccionados por el Gobierno uruguayo yllegarían al país en agosto.

El presidente Mujica anunció a fines de abril su intención dealbergar a niños refugiados sirios, a los que acogería en laresidencia presidencial de Anchorena, una estancia de campo situadaen el departamento de Colonia, unos 200 kilómetros al oeste deMontevideo.

Los niños procederán de los asentamientos en los que ya estánrefugiados en algunos países de Oriente Medio, o directamente dezonas en conflicto de Siria, y Uruguay está dispuesto a "correr contodos los gastos" del traslado, indicó Almagro recientemente.

En cuanto a los presos de la prisión de Guantánamo, Mujica aceptótambién en abril la petición del presidente estadounidense, BarackObama, de acoger en Uruguay a al menos cinco reclusos de estacárcel, que el Gobierno de EE.UU. pretende cerrar en breve.

El presidente uruguayo, exlíder guerrillero de 78 años y queestuvo encarcelado 14 años en duras condiciones antes y durante ladictadura en su país (1973-1985), destacó que los presos seríantratados en Uruguay como "refugiados" y "hombres libres".

Por su parte, el ministro uruguayo del Interior, Eduardo Bonomi,manifestó que los presos contarían con "custodia elemental" en los"primeros días" tras su llegada al país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7