Cancún: Bolivia se opone a propuestas de cumbre climática

CANCUN, México ( AP). Bolivia se opuso el viernes a varios puntos de las propuestas con las que los negociadores buscan destrabar algunos de los temas más delicados de la cumbre climática de la ONU, como la continuación del Protocolo de Kioto, y consideró que Estados Unidos ha influido en otras delegaciones.

El encargado de la delegación de Bolivia, Pablo Solón, consideró que los borradores de documentos son una copia del acuerdo alcanzado en la pasada cumbre de Copenhague, rechazado por varios países _incluido el suyo_ tras ser negociado sin la participación de todas las delegaciones.

" Para nosotros la valoración de este documento refleja que no se han escuchado las diferentes posiciones de las partes", dijo Solón, también embajador boliviano ante las Naciones Unidas. Afirmó, además, que percibe " que hay una guerra sucia para tratar de aislar y arrinconar a Bolivia".

Ninguna otra delegación en la cumbre de la ONU sobre cambio climático ha ofrecido ruedas de prensa para expresarse sobre los proyectos.

Poco antes, y en un intento de avanzar en las negociaciones de la cumbre, los negociadores propusieron dos proyectos: crear un fondo de apoyo a los países pobres para enfrentar el calentamiento global y dejar para después de la conferencia de Cancún la decisión sobre un segundo período del Protocolo de Kioto.

Los borradores presentados también señalan que las naciones desarrolladas suscritas al Protocolo de Kioto deberían aumentar sus compromisos de recortes a los gases de efecto invernadero.

" Hemos visto un progreso sorprendente", dijo la presidenta de la conferencia, la canciller mexicana Patricia Espinosa, al informar sobre la entrega de los borradores a las delegaciones de los 193 países que participan.

Pese a los trabajos a marchas forzadas, las negociaciones no habían concluido antes del plazo de cierre estipulado. Espinosa volvió a citar a las delegaciones para la noche del viernes, con el propósito de escuchar sus comentarios sobre los borradores.

La presidenta de la cumbre pidió nuevamente actuar con flexibilidad y advirtió que " cada uno de nosotros tendrá que vivir con las consecuencias de nuestras elecciones y acciones".

Uno de los documentos sugiere que las naciones desarrolladas recorten sus emisiones hacia 2020 en un rango de entre 25% y 40% por debajo de los niveles de 1990.

La organización internacional ecologista Greenpeace aseguró que si los países aprobaran el borrador presentado, los países desarrollados tendrían que duplicar sus recortes de emisiones, que según sus cálculos actualmente son de entre 7% y 14%.

Sobre la cooperación a largo plazo, el otro borrador propuso crear el "Fondo Verde Climático", que sería administrado en forma interina por el Banco Mundial durante tres años. El consejo de administración estaría integrado por 24 países, 12 desarrollados y 12 en vías de desarrollo.

Solón dijo que hay varios países que no están de acuerdo con el Banco Mundial administre los recursos.

El texto señala que los países ricos se comprometen a movilizar a favor de las naciones pobres 100,000 millones de dólares al año para el 2020.

El documento establece la necesidad de recortes mayores para evitar que la temperatura suba más de 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales.

También reconoce la necesidad de revisar en el largo plazo el objetivo de temperatura aceptable, y sugiere considerar la que dice que debería evitar subir más de 1,5 grados centígrados.

El borrador del grupo de trabajo sobre el protocolo propone que se continúen los trabajos de análisis para que sean adoptados " lo más pronto posible y en tiempo para asegurar que no haya un intervalo entre el primero y el segundo período de compromisos", lo cual significa que un acuerdo debe estar listo antes de 2013.

Para el embajador boliviano, la redacción abre la posibilidad de que no se dé un segundo período.

Lanzado en 1997, el Protocolo de Kioto expira en 2012 y establece la obligación a algunos países desarrollados de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

El tema del protocolo se volvió uno de los más espinosos en la cumbre de Cancún, luego de que Japón anunciara que no está dispuesto a respaldar un segundo período, tras considerar que no es un mecanismo adecuado para mitigar el cambio climático, en tanto no incluye a naciones en vías de desarrollo que también son grandes emisores de bióxido de carbono, como China e India.

El protocolo pone objetivos de reducción de emisiones a 37 países ricos. Estados Unidos se ha negado a integrarse al pacto.

Los delegados de los países mantenían reuniones prácticamente ininterrumpidas desde la noche del jueves.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes