En Cancún se preguntan quién pagará el fondo climático

CANCUN, México (AP). Los delegados a la conferencia de las Naciones Unidas sobre el clima, en los últimos días de la reunión, esperan acordar un nuevo fondo para ayudar a las naciones pobres a lidiar con el calentamiento global. Y cuando comiencen los argumentos reales, a determinar de dónde provendrá el dinero.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se introdujo en el debate este año designando un grupo de alto nivel de líderes políticos y financieros internacionales para recabar consejos. Las ideas de éstos _entre ellas los aportes de los viajes aéreos y las casas de cambio_ estuvieron el miércoles en el temario de la conferencia, en una discusión conducida por Ban.

En la sesión del martes, el secretario general notó que el grupo consideró "difícil pero posible" recaudar 100.000 millones de dólares anuales para el 2020, tal como prometieron las naciones más ricas en la conferencia sobre el clima del año pasado en Copenhague.

La reunión anual de dos semanas del tratado climático de la ONU de 193 naciones podría convenir también los modos de facilitar a los países más pobres las tecnologías "verdes" patentadas, y aclarar los elementos de un plan complicado para compensar a los países en desarrollo por la protección de sus bosques, beneficiosos para el clima.

Pero una vez más, al igual que en la cumbre de Copenhague, los negociadores no producirán un acuerdo amplio para sustituir el relativamente modesto Protocolo de Kioto después del 2012, a fin de reducir los gases de efecto invernadero para desacelerar el cambio climático.

Estados Unidos se ha negado a sumarse a Kioto, que dispone reducciones de emisiones más modestas de las naciones adineradas, y cuyo compromiso expira en 2012. Washington se quejó de que perjudicaría su economía y que también debía haber incluido acciones de economías emergentes como China e India.

Mientras tanto, el anhídrido carbónico y otras emisiones de la industria, vehículos y agricultura siguen acumulándose en la atmósfera.

El fondo "verde" debería considerarse como un éxito clave en Cancún, aunque muchos detalles quedarían para ser resueltos más adelante, y tampoco se ha garantizado su acuerdo aquí.

La financiación sería para ayudar a los países en desarrollo a adquirir tecnología avanzada y limpia a fin de reducir sus propias emisiones, y adaptarse al cambio climático; por ejemplo construyendo diques, mejorando programas de salud para prevenir nuevas enfermedades producidas por el cambio del clima, y mejorando las prácticas agrícolas para compensar los cambios de pautas de lluvias.

Entre las cuestiones por resolver, los países en desarrollo se resistían a conceder al Banco Mundial un papel en la administración del eventual fondo. Consideran esa institución demasiado controlada por los países más ricos y desean que la misma ONU lo administre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes