Candidato argentino Fernández acude a declarar por el pacto con Irán de 2013

El precandidato a presidente de Argentina Alberto Fernández acudió este miércoles a declarar como testigo en la causa en la que se investiga el pacto que el Gobierno de su correligionaria Cristina Fernández (2007-2015) firmó con Irán en 2013 y que la Justicia cree pretendía encubrir a terroristas.

El también exjefe del Gabinete de Ministros del Ejecutivo de Néstor Kirchner (2003-2007) y de los primeros meses del de Fernández, quien ahora le acompaña en la misma lista como candidata a vicepresidenta, fue convocado por el juez federal Claudio Bonadio para que declare lo que sabe sobre ese polémico acuerdo.

A su llegada a los juzgados de Buenos Aires, Fernández no hizo declaraciones.

El acuerdo con Irán -que en Argentina se declaró inconstitucional y en el país persa no se llegó a convalidar- pretendía establecer una investigación conjunta del atentado en 1994 contra la mutua AMIA de Buenos Aires, que dejó 85 muertos, sigue impune, y cuya autoría está atribuida al grupo Hizbulá y ex altos cargos iraníes.

En enero de 2015, el fiscal Alberto Nisman acusó a Cristina Fernández y parte de su Gobierno de usar ese acuerdo para encubrir a los presuntos terroristas iraníes a cambio de mejorar la relación comercial con Irán, algo que ella siempre ha negado.

Cuatro días después, el fiscal apareció muerto en circunstancias que aún se investigan.

Alberto Fernández, que hasta que anunció su alianza electoral con la exmandataria y actual senadora estuvo una década alejado de ella y llegó a ser muy crítico con diversos aspectos de su gestión, había hecho alusión en una entrevista en 2015 a ese supuesto "encubrimiento" a través del convenio con Irán.

"Yo lo vi en diciembre a Nisman, cuando me comentó en el supermercado 'tengo probado el encubrimiento'. Y yo me reí y le dije, el encubrimiento ya existe, es el tratado, el acuerdo, el pacto, esa es la consumación del encubrimiento", expresó en unas declaraciones al canal TN.

Luego de la muerte de Nisman, y tras varias idas y venidas de la causa en la que se investiga esas presuntas irregularidades en el memorándum, la Justicia decidió finalmente impulsar la denuncia y la exmandataria fue procesada con prisión preventiva, aunque no llegó a ser detenida por tener fueros parlamentarios.

Bonadio ya envió a juicio oral el caso, que además de a Cristina Fernández afecta a otros exfuncionarios de su gestión.

La citación a Alberto Fernández -quien en la actualidad asegura que la expresidenta no tiene responsabilidad en ninguna de las tantas acusaciones que pesan sobre ella por corrupción- había sido pedida en mayo por el abogado de familiares de víctimas del atentado querellante en el caso Tomás Farini Duggan.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes