Candidato a procurador mexicano comparace ante Senado

MEXICO (AP). El candidato a procurador general de la República, Arturo Chávez, defendió ayer lunes ante senadores su nominación por el Ejecutivo, y frente a las críticas a sus antecedentes como fiscal estatal en medio de una ola de asesinatos de mujeres, aseguró que cumplió con su labor.

Opuesto a la pena de muerte y la legalización de la marihuana, Chávez aseguró a legisladores que su experiencia como procurador de Justicia del estado norteño de Chihuahua _desempeño por el que ha sido cuestionado por grupos civiles_ le da herramientas para "mejorar" la procuración de justicia en México, un país que en los últimos años ha visto una ola de violencia de los carteles de las drogas.

El presidente Felipe Calderón propuso al Senado a Chávez para sustituir a Eduardo Medina-Mora, quien renunció al cargo de procurador general a la mitad del actual gobierno, que ha hecho del combate al narcotráfico y el crimen organizado su prioridad.

Apenas fue nominado, activistas y grupos civiles centraron las críticas contra Chávez a su gestión como procurador de Chihuahua entre 1996 y 1998, y lo que han considerado omisiones en su trabajo para esclarecer los homicidios de mujeres en Ciudad Juárez, donde desde 1993 y hasta los últimos años han sido asesinadas más de 400 de ellas.

Chávez dijo que mientras fue procurador de Chihuahua, estado al que pertenece Ciudad Juárez, se esclarecieron 65 de 93 asesinatos de mujeres que investigó su oficina, aunque admitió que hubo errores y omisiones.

"Con la experiencia vivida creo que puedo ayudar a mejorar la procuración de justicia en México", dijo el nominado.

Los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, llevaron a grupos civiles y familiares a señalar que se trataba de homicidios cometidos bajo un mismo patrón y posiblemente de un asesino en serie.

Una fiscalía federal, sin embargo, concluyó a principios del 2006 que no hubo asesinatos en serie y que Ciudad Juárez no era la localidad donde se habían registrado más homicidios de mujeres, lo que dejó inconforme a varios activistas.

Chávez dijo que en caso de ser ratificado al puesto invitará a las organizaciones sociales a dialogar y les ofrecerá la ayuda de la Procuraduría General de la República para esclarecer los casos aún pendientes.

"Son hechos verdaderamente lamentables, y como lo expuse... el dolor que deben de vivir las madres es enorme; el luto esta presente", añadió.

Dijo que su reto es que cualquier delito no quede impune, debido a que a su juicio "el motor dinámico de la delincuencia sin lugar a dudas es la impunidad".

Interrogado sobre si estaría a favor de la legalización de la marihuana, como algunos miembros de la oposición han propuesto en algunos momentos, Chávez dijo que no.

"Lo único que provoca es que se incremente su consumo; la marihuana lo que hace al igual que cualquier otra droga es alterar la mente del que la consume", señaló el nominado.

México, que vive una lucha interna de carteles del narcotráfico por nuevos espacios y enfrentamientos con las autoridades, despenalizó recientemente la posesión de drogas para uso personal e inmediato (incluida la marihuana), aunque también obliga al farmacodependiente o consumidor a someterse a rehabilitación en caso de reincidir.

Además fue cuestionado sobre la pena de muerte, una propuesta que el minoritario Partido Verde ha hecho para los secuestradores, aunque Chávez consideró que "en México no estamos preparados para (su) aplicación".El candidato compareció ante comisiones, aunque el pleno del Senado será el que lo ratifique o no.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes